Inicia sesión en
Mi Mundo Winny con:

Tu usuario registrado

O

Ingresa y disfruta de
información privilegiada

Qué hacer para que tu bebé tenga dulces sueños

sueños

Cuando ves dormir a tu bebé, sientes que la vida entera reposa en una inmensa calma. Es la tranquilidad que sientes como madre cuando sabes que en el sueño, tu chiquito está en un mundo protegido y feliz. Pero es necesario, aún desde recién nacido, tener en cuenta estas recomendaciones que tendrán implicaciones positivas en los futuros meses.
  
Para lograr una correcta adaptación de tu bebé al descanso, debes crear hábitos y luego rutinas de una forma amena y divertida para que tu bebé y tú disfruten del ritual del sueño. En el ritual, padres e hijos construyen un ‘mundo’ donde comparten las cosas más significativas del día.

Para poder constituir los rituales, es necesario un trabajo constante desde antes del año. En esta etapa tu bebé está comenzando a regular los patrones biológicos y fisiológicos de sus órganos, y también ha comenzado a hacer un reconocimiento y exploración del mundo a través de sus sentidos. Verás que establecer una correcta rutina para el sueño en tu bebé será un proceso delicado y complejo, ya que es necesario conocer sus tiempos y demandas.

Comienza por instaurar pautas que conduzcan al sueño, como por ejemplo un aviso media hora antes de ir a dormir. Evita hacer un cambio brusco en la rutina o mandarlo a dormir justo después de un evento de agitación o cuando notes que algo le causa mucho interés en el último tramo de su vigilia. Más bien, debes disponer el ambiente propicio para que tu bebé sutilmente capte la idea y se vaya preparando. Si un día te has pasado del horario establecido y aún tu bebé tiene energía suficiente para seguir despierto, es necesario que lo induzcas muy sutilmente en el ritual, es decir, que poco a poco vaya captando la idea de que lo que corresponde ahora es ir a la cama. Se puede ser flexible, pero manteniendo límites, para que la rutina no se pierda.

sueños-1

El costo de aprender

Tu bebé dormirá en las primeras ocho semanas de manera desordenada, luego comenzará a establecer ciclos, pero debes ayudarle, sobre todo cuando ya comience a aprender nuevas destrezas, alrededor de los seis meses.

A los cuatro meses tu bebé puede llegar a dormir hasta doce horas seguidas. Entre los cuatro y los doce meses notarás unos cambios muy grandes, pues tu bebé pasará por diferentes etapas y momentos críticos. Pero es preciso insistir que un óptimo establecimiento de rutinas desde etapas tempranas podrá hacer más manejable las etapas posteriores para que pueda dormir con tranquilidad. A partir de aquí se puede comenzar a establecer horarios, rutinas y rituales para el sueño.

Es muy importante tener agudizados el instinto y la intuición de mamá para saber en qué momento es necesario interrumpir el sueño de tu bebé. Por eso, es indispensable ir conociendo las manifestaciones de sus necesidades a través del llanto. A veces tu bebé sueña con lo que aprendió durante el día, y es muy posible que por estas razones se despierte. En estos casos, alguna pequeña molestia le obligará a preguntar qué es lo que está pasando, utilizando el llanto como medio de expresión. ¡Obsérvalo con esmero y cariño! Si notas que está gimiendo o llora, es posible que reclame tu presencia y vuelva a quedarse dormid@ sin necesidad de cargarl@ o mecerl@ en su cuna. En este caso, unas suaves palmaditas y hablarle dulcemente le pueden tranquilizar. Si su llanto es por hambre, tendrás que darle de comer o complacerle en caso de que presente alguna molestia. Lo más natural es dejar que tu bebé descubra su propia forma de volver a obtener la calma necesaria para conciliar el sueño y evitar estrategias como mecerl@ demasiado o sacarl@ de la cuna para darle la tranquilidad que le hace falta. ¡Tu presencia es lo más importante!

Flexibles, pero dentro de los límites

Restringe todas las actividades que interrumpan la fluidez de la rutina para dormir a tu bebé. Esto para el caso de bebés mayores de 10 meses que pueden estar muy entretenidos con sus juguetes, televisión o cualquier clase de exploración que les provea diversión. Muchas veces sus muñecos o peluches son más un acompañante, (se les denomina objetos transitorios, ya que reemplazan el lugar de descarga de los afectos del bebé) y pueden llegar a ser muy útiles para conseguir la calma necesaria para el correcto descanso de tu bebé. Sin embargo, también se pueden convertir en obstáculos para establecer la rutina, pues más que una compañía podrían estar saturando de estimulación al bebé, y este lo que necesita es espacio despejado en su cuna o en su cama. Con uno sólo es suficiente, eso es un límite.

Si notas que tu bebé se siente enferm@ o indispuest@, un poco más de atención le puede ayudar a mejorar, y tal vez la rutina para dormir tenga que extenderse o modificarse un poco en busca de bajar esa tensión que siente por la molestia. Es un cambio que se puede efectuar. Esto también es flexibilidad y va muy de la mano de conocer muy bien las demandas de tu bebé y no buscar siempre la vía más fácil, sacrificando el futuro de las rutinas.

¡Dedícale la atención necesaria a tu bebé!

Esta es quizá la pauta más importante para que tu bebé consiga la calma para disponerse al descanso. Si en la rutina establecida le prestas la atención adecuada, tu bebé podrá dormir agradecid@ y satisfech@, con la seguridad de saber que cuenta contigo hasta el último momento de su día. Es esencial lograr aportarle esta seguridad, ya que de ello depende gran parte de su estabilidad emocional.

El último momento del día con tu hij@ representa un intercambio de experiencias, una muestra incondicional de que siempre estarás presente. Por eso no se puede esperar a que tu bebé se vaya a dormir sól@ porque está cansad@, hay que acompañarle y brindarle toda la atención, para que así sienta que tiene contigo un vínculo de amor como ningún otro amor que le brinda la confianza necesaria para obtener la tranquilidad para el descanso.

  • Compartir en:

  • Muy bueno

¿Cómo te pareció este artículo?

  • Excelente
  • Muy Bueno
  • Muy Regular
  • Malo
Votar

301 Comentarios

LIZETH FLOREZHace 477 días

muy útil este articulo, las mamitas que somos primerizas no tenemos la experiencia y no sabemos que hacer en estos casos. PUES YO NO SOY PRIMERISA SOY SEGUNDA VEZ MADRE PERO NUESTRA HIJA DUERME CON NOSOTROS PARA SENTIRSE SEGURA EN SUS SUEÑOS PERO CUANDO YA ESTA DORMIA LA PASAMOS PARA SU CUNA

LESLY DIAZHace 500 días

MUY GENIAL Y UTIL ESTA INFORMACION ME ENCANTO Y CON CADA SITUACION APRENDO

Hace 628 días

muy útil este articulo, las mamitas que somos primerizas no tenemos la experiencia y no sabemos que hacer en estos casos.

DENNIS MOSQUERAHace 654 días

MUY BUENA ESTA INFORMACION YA QUE MI BEBE LUCIANA SE DESPIERTA VARIAS VECES EN LA NOCHE

Suscríbete y recibe toda la información sobre la evolución de tu embarazo, semana a semana

     
Suscríbete
Ver todos los artículos

Tags de artículo

Sueño Descanso

Winny quiere ayudarte.

Consulta a nuestros especialistas sí estas registrada en Mi Mundo Winny.

Especialista a consultar:

Consultar ahora

¿Aún no está registrado? Registrate ahora