Inicia sesión en
Mi Mundo Winny con:

Tu usuario registrado

O

Ingresa y disfruta de
información privilegiada

La maternidad, ¿cambiará realmente tu vida?

Probablemente, cuando empieces a dar la noticia de tu embarazo a familiares y amigos te lloverán toda clase de comentarios sobre cómo afectará a tu vida convertirte en mamá. Y, efectivamente, se va a alterar con la llegada de tu bebé. De hecho, la vida te está cambiando constantemente con cada decisión que tomas por pequeña que sea.

Por ejemplo, cuando te trasladas de residencia, cuando dejas tu trabajo para empezar en otro, cuando haces un viaje o cuando te quedas en casa descansando, cuando decides salir con los amigos o visitar a tus padres. Tu vida se modifica y evoluciona continuamente. ¿Cómo no te va a cambiar cuando tengas a tu hijo? El cómo te afectarán estos cambios depende solo de tu actitud ante ellos.

¿Qué cambios habrá en tu vida?

Lo primero que sentirás cuando tengas a tu recién nacido en brazos será un inmenso amor y una fuerza interior para protegerlo y cuidarlo. Se despertará en ti una mayor sensibilidad que, en lugar de hacerte más vulnerable como puedan imaginar los demás, te hace más valiente, empática y especial. Llorar no indica debilidad, al contrario, es un mecanismo para liberar la tensión y seguir adelante con más bríos. Aprenderás a relativizar los conflictos del trabajo o problemas de la vida, perderás el miedo.

Es cierto que atender a tu bebé durante los primeros meses será una tarea agotadora. Pero es un cansancio lleno de satisfacción que, además, te hará tomar conciencia de todo lo que tus padres hicieron por ti admirándolos y uniéndote más a ellos.


Te reencontrarás con tu familia de un modo más profundo. Reconocerás tu propia valía y te sentirás segura y orgullosa de ti misma.

Seguramente, te dirán que te olvides de dormir bien durante el embarazo y el primer año de tu hijo. No siempre es así, hay bebés que en pocas semanas ya aguantan por la noche cinco horas sin mamar. Claro que, para ello, tienes que ayudarlo a que esté tranquilo estableciendo desde el principio una rutina. Así, sabrá que hay una hora para comer y no se pondrá nervioso. Además, tu falta de descanso la compensarás con la producción de oxitocina y prolactina durante la lactancia.

Habrá mamás que te digan que es imposible mantener la casa limpia y ordenada cuando hay niños. Si eres organizada, y lo serás porque desarrollarás nuevas capacidades para planificar y realizar mil tareas diariamente, podrás mantener un cierto equilibrio tanto en casa como en tu vida. En todo caso, tampoco es vital que la casa esté perfecta. Comenzarás a disfrutar de los pequeños placeres, como un baño caliente al final del día o ver una película en el sofá con tu pareja. Comprobarás lo feliz que puedes ser con tan poco. No te importará no poder gastarte el dinero que antes destinabas a tus caprichos.

Cada bebé es distinto y cada mamá se enfrenta a su nueva realidad con sus propias armas. No te dejes influir por los comentarios negativos, como les fue a otros no tiene que repetirse contigo. Tu experiencia será única y tú decidirás cómo se irá desarrollando y de qué modo la vivirás. Se trata pues de amoldarte y compartir los ritmos cotidianos, por eso relájate y disfruta de esta nueva y maravillosa etapa.

  • Compartir en:

¿Cómo te pareció este artículo?

  • Excelente
  • Muy Bueno
  • Muy Regular
  • Malo
Votar

Suscríbete y recibe toda la información sobre la evolución de tu embarazo, semana a semana

     
Suscríbete
Ver todos los artículos

Tags de artículo

Winny quiere ayudarte.

Consulta a nuestros especialistas sí estas registrada en Mi Mundo Winny.

Especialista a consultar:

Consultar ahora

¿Aún no está registrado? Registrate ahora