Inicia sesión en
Mi Mundo Winny con:

Tu usuario registrado

O

Ingresa y disfruta de
información privilegiada

¿Cuál es el momento adecuado para dejar el pañal?

Es muy común encontrar padres que experimentan una gran ansiedad frente a este asunto y convierten el proceso de aprendizaje de su bebé para ir al baño en una especie de carrera contra el reloj. Algunas veces, factores culturales o influencias de personas mayores de la familia, que lo hicieron de esa manera con sus hijos, inciden en tal actitud.
El asunto más importante que debes tener en cuenta es que usar el baño para hacer las necesidades fisiológicas es algo natural y absolutamente simple para un adulto, o para un niño mayor de cinco años, pero es un desafío enorme para un bebé de uno o dos años de edad que apenas está adaptándose al mundo y no conoce las convenciones sociales que lo rigen. Así que, ante todo, debes traducir tu amor de mamá en dosis gigantescas de comprensión y paciencia.
No hay una edad definida para dejar el pañal. Algunos especialistas dicen que el momento adecuado para iniciar este proceso está entre los 18 y 22 meses, antes no, ya que el sistema nervioso central no está suficientemente maduro para el control de esfínteres. Por lo tanto, lo más importante es identificar el momento en que tu bebé esté preparado para hacerlo.

¿Cómo lo haces?

El secreto está en observar e identificar situaciones de la vida cotidiana que te indicarán que tu hijo puede empezar a aprender. Por ejemplo es necesario que tu bebé obedezca y pueda cumplir solito instrucciones sencillas como sentarse, pararse, caminar y subirse o bajarse los pantalones.

Mientras avanzas en identificar esas señales, involucra a tu hijo en el proceso de compra de su primera bacinilla u orinal. Explícale, por ahora sin mucho detalle y sin hacer demasiado énfasis, para qué se usa.

Déjalo que escoja la que más le guste, píntale su nombre e incluso ayúdale a pegarle pegatinas que le gusten.

Es importante que sea resistente, que se amolde bien al físico de tu bebé y, preferiblemente, que sea plástica para que no se sienta fría al momento de usarla.

También es vital asegurarte de que, al sentarlo, los pies del bebé toquen el suelo. Eso le dará estabilidad y confianza.

Utiliza en forma reiterada esos códigos de comunicación sencillos con los que tradicionalmente se les enseña a los niños a nombrar sus deposiciones: frases como pipí, pis, chichí, popó o popis, las que tu prefieras, pero que tu hijo empiece a asociarlas con lo que produce su cuerpo.

Empieza por crear una rutina diaria para que el bebé se siente en el orinal. Una vez más, la clave está en observar cuál es el mejor momento para hacerlo. Si identificas el tiempo en que regularmente hace popis después de comer, ese será un buen momento para sentarlo.

También puedes acostumbrarlo a que lo sientas antes del baño. Una fórmula sencilla es sentar al bebé en la bacinilla cada dos horas durante unos 15 ó 20 minutos para que se acostumbre. Pero no lo obligues si se cansa de esta rutina.

Déjala por unas semanas y después retómala con otros tiempos. Lo importante en este momento no es tanto que él logre hacer sus deposiciones en el recipiente, sino que lo empiece a ver como parte de su vida cotidiana.

Incluso, algunos papás hacen el ejercicio de sentar a su bebé vestido, sólo para que comience a acostumbrarse a usarlo. Recuerda que para esta etapa del proceso todavía debes ponerle el pañal y seguir la rutina de limpieza tradicional.

En algún momento de la rutina que has creado tu bebé logrará hacerlo en la bacinilla, y sólo en ese momento le explicarás que eso es lo correcto. Sin embargo, no será suficiente. Debes mostrarle cómo lo haces tú en el baño.

Los niños aprenden más fácilmente por imitación y repetición. Si de forma natural él ve cada uno de los pasos que sigues cuando vas al baño, desde cuando te quitas la ropa hasta cuando te lavas las manos, él va a entender más fácilmente de qué se trata todo este asunto y va a querer imitarte.

No debes sentir vergüenza al hacer esta demostración. Si le muestras con naturalidad lo que tú haces y cómo lo eliminas por el inodoro, tu bebé va a recibir una gran ayuda en el proceso. Motívalo a usar su bacinilla cada vez que sienta necesidad de hacer chichí o popis.

Déjala en un lugar donde el pueda encontrarla fácilmente, preferiblemente dentro del cuarto o donde pase más tiempo. Recuérdale que está allí para cuando quiera usarla. Enséñale a que te avise cuando quiera ir al baño, pero no le des demasiada trascendencia si el aviso llega tarde.

Tómalo con calma y con humor, y dile que la próxima vez lo hará mejor. Si te pide que lo acompañes al baño, hazlo. Y estimúlalo a que él mismo se quite su ropita, pero ayúdalo oportunamente si ves que aún no es capaz de hacerlo solo.

El entrenamiento debe iniciarse en el día y solo cuando el bebé ya logre anunciar que quiere ir al baño puedes pasar al entrenamiento nocturno. Para esta etapa lo más importante es no darle bebidas al niño luego de las 6:00 de la tarde y enviarlo a la cama entre 8:00 y 9:00 de la noche, para que tenga tiempo de ir al baño y evacuar.

Deja la bacinilla cerca de su cama y dile que puede usarla si despierta con ganas de hacerlo. También, déjale en claro que puede llamarte para que la ayudes. El proceso, una vez más, debe ser gradual. Observa e identifica en qué momento tu bebé logra amanecer con el pañal seco. Si esta situación se repite por varios días, déjalo dormir sin pañal, pero ubica un plástico o una tela impermeable debajo de la sábana.

Por último, motiva a tu bebé en este proceso, felicitándolo y destacando sus logros, pero no exageres ni le des regalos por ir oportunamente al baño. El exceso de celebración puede resultarle molesto o retrasar el aprendizaje. Se trata de enseñarle que es un proceso natural que debe ir asumiendo, como tantos otros.

Tampoco lo compares con otros niños, en especial si tiene hermanitos. Una vez más, recuerda que la clave para lograr el éxito será la paciencia. La mayoría de los seres humanos logramos aprender plenamente el control de esfínteres hacia los 5 años de edad, y esta también será una etapa de la que quedarán lindos recuerdos y simpáticas

  • Compartir en:

  • Muy bueno

¿Cómo te pareció este artículo?

  • Excelente
  • Muy Bueno
  • Muy Regular
  • Malo
Votar

86 Comentarios

LIZETH FLOREZHace 477 días

PUES PARA MI SERIA CUANDO TENGA 3 AÑOS PORQUE ASI ELLA PUEDE IR SOLA AL BAÑO.

STEPHANIE MALDONADOHace 494 días

reciban un cordial saludo. tengo una bebe de 30 meses senos a dificultado enseñarle ir al baño en la noche ella duerme con migo y el papa, pero no avisa solo lo hace en el día. hemos intentado varias formas pero ella después de que se duerma no se despierta así este mojada y se sienta incomoda ya no sabemos que motivarla o hacer para que aprenda ella es sólita única hija y convive sólita sin mas niños. gracias por su colaboración quedo atenta alas sugerencias.

MARGIE LARTIGUESHace 562 días

Me pasa que mi niño tiene 2 años y aqui en la casa lo comparan con su prima de la misma edad a mi eso no me gusta :(.. el ya avisa cuando va a el baño :)pero en la noche orina mucho, y si aprendio por que yo le decia: esooo muy bien, le daba un a brazo y un besito

JULIETH ALVARADOHace 625 días

mi hija tiene dos años y me ha sido imposible quitarle el pañal por que es muy imperactiva y no se queda sentada mas de 5 segundos sale corriendo :(, solo avisa que hizo popo pero en su pañal

Suscríbete y recibe toda la información sobre el desarrollo de tu bebé, mes a mes

     
Suscríbete
Ver todos los artículos

Tags de artículo

Winny quiere ayudarte.

Consulta a nuestros especialistas sí estas registrada en Mi Mundo Winny.

Especialista a consultar:

Consultar ahora

¿Aún no está registrado? Registrate ahora