Inicia sesión en
Mi Mundo Winny con:

Tu usuario registrado

O

Ingresa y disfruta de
información privilegiada

¿Sabes cuándo y cómo empezar a enseñarle normas de buena conducta a tu bebé?

Desde el mismo momento en que nace, tu bebé está preparado para emprender una fantástica tarea que, afortunadamente, el ser humano nunca logra concluir: la del aprendizaje.

Si bien durante sus primeros meses de vida es un ser indefenso que requiere cuidado permanente, también es cierto que su cerebro es una “máquina” maravillosa que empieza a “calentar motores” para esa larga y extraordinaria carrera que es la vida. Esta no es sólo una forma de decirlo. En realidad, las neuronas de tu bebé funcionan como microscópicos motorcitos que se van llenando de información y que le permiten a tu bebé aprender cada día, cada minuto, una nueva lección: desde saber cuándo llega la luz del día, hasta aprender a succionar el alimento; desde cómo transmitir todas sus necesidades por medio del llanto, hasta cómo son las texturas que le quitan el frío; desde distinguir los sabores de la comida hasta reconocer la voz de la única mujer capaz de entregarle amor como ningún otro amor.

Es en medio de ese complejo proceso de aprendizaje que empieza a darse en su cabecita, cuando como padre debes iniciar el trabajo de educar a tu bebé para que reconozca y acate normas que le ayudarán a tener, desde chiquito, una salud mental óptima, un mayor aprendizaje y una vida feliz.

Te preguntarás cómo hacerlo, si se trata de un ser tan pequeño al que no se le pueden enseñar cosas de la manera en que tradicionalmente se hace con niños un poco más grandes. Pues bien, debes saber que tu bebé es como una esponjita que absorbe todo lo que le enseñas directa o indirectamente, y en el contacto permanente contigo a través de la vista, el oído y el tacto ya puede ir aprendiendo normas para su vida.

A los 12 meses de edad tu bebé ya empieza a distinguir entre el “No” y el “Sí”, pero es indispensable que le ayudes a familiarizarse con lo que puede y no puede hacer. El camino más sencillo para empezar es asumir hábitos, comportamientos y formas de comunicación que empiece a asociar con algo que está permitido o algo que está prohibido.

Las rutinas a la hora del baño, del juego o de dormir son claves para empezar a habituar a tu bebé a esa información. Pero la clave está en que lo hagas una y otra vez. El mecanismo más sencillo con el que cuenta el ser humano desde edades tempranas para aprender es la repetición.

Especialmente cuando quieras cambiar uno de sus comportamientos, háblale con frases cortas, sin mimos en la voz y sin subir el tono, puedes reforzar esa idea con un gesto de rechazo, pero con toda la calma, seguridad y cariño que tienes, él captará más fácilmente tu mensaje sobre algo que no debe hacer.

Todo lo que tu bebé observe y escuche permanentemente se convertirá en parte de su rutina y su manera de actuar. Por eso la importancia de repetir las frases en varias ocasiones, pues así tu bebé tomará como propias las actuaciones que tú le indicas.

Cuando tengas que decirle que no haga algo, debes bajarte a su nivel. Siéntate en el piso o en la cama, míralo fijamente y transmítele el mensaje con claridad. Una vez hayas logrado el comportamiento que esperas de él, celébralo. De esa manera tu bebé empezará a diferenciar más fácilmente cuáles son los comportamientos que le representan una recompensa afectiva.

Por encima de todo, la clave en esta primera etapa de aprendizaje de normas es que los papás se llenen de paciencia y mantengan la tranquilidad al momento de darle un mensaje al bebé. Un estado de ánimo alterado, que conduzca a subir el tono de voz o a asustarlo, será causa de una mala experiencia en el proceso.

Ten en cuenta que tu hijo se encuentra en una etapa maravillosa de exploración, en la que aprende a través de los sentidos. Está aprendiendo a conocer su propio cuerpo y quiere llevarse todo a la boca pues es su manera de descubrir el entorno que lo rodea. La curiosidad es un instrumento poderoso para desarrollar la inteligencia, y es la compañera natural del ser humano en sus primeros años de vida, así que debes aprender a fijarle normas sin restringir su inclinación natural a descubrir cosas.

Como ves, este aspecto de la crianza de tu bebé demanda tolerancia, paciencia y amor. Si estos ingredientes están presentes siempre en la “receta” de las normas y los límites, empezarás a ganar un enorme terreno en la hermosa tarea de ser una buena mamá.

  • Compartir en:

  • Muy bueno

¿Cómo te pareció este artículo?

  • Excelente
  • Muy Bueno
  • Muy Regular
  • Malo
Votar

109 Comentarios

LIDIA DAZAHace 163 días

Excelente articulo nos ayuda a educar a nuestros hijos de la mejor manera con paciencia y mucho amor

BRENDA MONTOYA Hace 276 días

Me Pareció Un Articulo Excelente Ya Que Nos Indica Como Debemos Ponerle Normas A Nuestros Hij@s

LIZETH FLOREZHace 477 días

a los 4 meses para que sepa quienes son sus padres como enseñarle a quienes deben hacer le caso como educarlo en que se debe dormir temprano

CLAUDIA ROJASHace 680 días

Es un excelente articulo ya que los bebe comprenden nuestra enseñanza desde que esta en nuestro vientre aunque parezca increíble y todo lo podemos lograr con dedicación y amor.

Suscríbete y recibe toda la información sobre el desarrollo de tu bebé, mes a mes

     
Suscríbete
Ver todos los artículos

Tags de artículo

Winny quiere ayudarte.

Consulta a nuestros especialistas sí estas registrada en Mi Mundo Winny.

Especialista a consultar:

Consultar ahora

¿Aún no está registrado? Registrate ahora