Portal Winny
Portal Winny
Desarrollo

Berrinches: tips para manejarlos y poner límites sanos a tu hijo

Papás tranquilizando a su bebé
Los berrinches son manifestaciones emocionales de los niños.

Muchos padres creen que los berrinches no están bien y temen que sus hijos hagan uno; pero lo cierto es que no hay que temerle a las rabietas, ya que estas hacen parte del desarrollo normal de los niños (Sue, 2018).

El comportamiento de los niños es cambiante, debido a que no saben cómo expresar sus emociones. Así pues, las pataletas son una de las formas que tienen para manifestar lo que sienten. Por ejemplo, pueden aparecer cuando:

  • Están cansados.
  • Tienen hambre o sueño.
  • Experimentan cualquier otra emoción que les causa malestar.

Incluso pueden ser producidas por algunos tipos de apego (HelpGuide, 2022; UNICEF, 2020).

¿Qué son los berrinches?

Básicamente, se definen como un arrebato emocional que sucede cuando tu hijo está tratando de obtener algo que quiere o necesita. También se presentan en respuesta a una frustración. Por tanto, no dependen necesariamente de los estilos de crianza (Brian, 2021; Morin, s.f.).

Generalmente esta conducta se da hacia el final del primer año. Son más frecuentes entre los 2 y 4 años, y finalmente tienden a ir disminuyendo después de los 5 años.

Son normales en esta etapa del crecimiento y desarrollo, ya que a esta edad los niños no saben comunicar sus necesidades y sentimientos adecuadamente. La rabieta es la manera en la que aprenden a expresar y manejar sus emociones (Raising Children, 2022).

Esto a su vez permite que el niño desarrolle las habilidades que necesita para manejarse de forma efectiva. Además, conduce a actitudes y comportamientos saludables más adelante en su vida, tales como (Kids Helpline, 2018):

  • Ser empático y solidario con los demás.
  • Desempeñarse mejor en la escuela y en la vida profesional.
  • Tener mejores relaciones interpersonales.
  • Tener buena salud mental y bienestar.
  • Desarrollar resiliencia y habilidades de afrontamiento.
  • Sentirse más competente, capaz y confiado.
  • Tener una imagen positiva de sí mismo.

Por eso, lo importante no es evitar que ocurra la pataleta, sino aprender a manejarla. ¿Cómo? ¡Sigue leyendo!

¿Cómo entender y manejar los berrinches de una manera saludable?

Berrinches qué significan y tips para poner límites 2.png

Préstale atención y anima con elogios

Ofrécele a tu hijo palabras de cariño o elogios en aquellos momentos en que reaccione bien a una situación que le puede molestar. Asimismo, elógialo cuando hable sobre sus sentimientos o los exprese de manera adecuada.

Esto no solo le hace saber que está bien hablar de ellos, sino que fomenta el desarrollo del lenguaje, refuerza el comportamiento y es menos probable que se repita la rabieta (Kids Helpline, 2018; Sue, 2018).

Identifica qué causa los berrinches en tu hijo

Saber qué situaciones hacen que tu hijo tenga una pataleta puede ser útil para comprender el sentimiento que quiere manifestar. Esto puede ayudarte a enseñarle otras formas de expresarlo. Recuerda que detrás de cada comportamiento hay una emoción (Kids Helpline, 2018).

Encuentra una distracción

En los momentos en que sientas que tu hijo está a punto de tener una rabieta, pero no ha explotado todavía, intenta distraerlo. Señala algo interesante o involúcralo en actividades en familia como jugar o pintar; lo cual puede estimular su motricidad fina y gruesa. Cualquier cosa que le ayude a desviar su atención puede servir para evitar el berrinche (NHS, 2022; UNICEF, 2020).

Pon límites razonables

Muchos berrinches se pueden evitar estableciendo límites claros, breves, simples y razonables; cuánto más claros y simples sean, mejor. Por ejemplo, pídele que haga o no haga algo, así: “recoge tus juguetes”, “no le pegues al perro”, etc. En algunos casos, la pataleta es la respuesta ante órdenes que son muy complejas o difíciles de entender para él como decirle: “pórtate bien”.

Recuerda que los límites saludables son la base de una crianza positiva (Dreisbach et al., 2022; Molina, 2021).

No cedas

No importa qué tan intensos sean los berrinches de tu hijo, nunca debes ceder ante sus demandas; incluso si es posible o razonable. De lo contrario, cada vez que quiera algo, utilizará la pataleta para conseguirlo. Tiene que aprender claramente que una rabieta no lo acerca a ninguna solución (UNICEF, 2020).

Permite que elija

Siempre que sea posible, permite que elija entre dos opciones. Por ejemplo, si desea bañarse antes o después de comer. Ser capaz de elegir le da a tu hijo la sensación de tener el control, lo que reduce la posibilidad de que presente una rabieta. Solo asegúrate de dejarle elegir entre dos cosas que te parezcan bien y, ante todo, no le des falsas esperanzas (Cleveland Clinic, 2021).

Ya sabemos que los berrinches pueden ser molestos, pero hacen parte del desarrollo normal de tu hijo. Por eso, prepárate para manejarlos adecuadamente con estos consejos y conviértete en un buen ejemplo para que aprenda a gestionar sus emociones saludablemente.

¡Comparte este artículo!

Aplican términos y condiciones



Artículos relacionados

Desarrollo Bebés

Pañales desechables: una guía completa sobre las mejores opciones

¿Buscas el ajuste perfecto y la máxima protección para tu bebé? Encuentra aquí una guía definitiva.

Salud Bebés

Gripa en bebés: consejos esenciales para padres preocupados

La gripa en bebés es un tema importante. Te explicamos sus causas y los síntomas que debes conocer.

Salud Bebés

Pie plano en niños: qué es, cuáles son sus tipos y cómo se trata

Mamás y papás tienen muchas dudas sobre el pie plano en niños, encuentra las respuestas aquí.