Portal Winny 2021
Portal Winny 2021
Tú bebé de 25 meses

¡Buscando la conquista de su propio control!

25-mes-de-tu-bebé-Buscando-la-conquista-de-su-propio-control.jpg
Tu bebé de 25 meses

Entre 10.000,0 y 12.500,0 grs

Entre 82,0 y 89,0 cms

Al llegar el mes 25 de tu bebé, es posible que te encuentres con un reto más: se trata del control de esfínteres. Para muchos padres se puede convertir en un motivo de ansiedad y ni qué decir de los niños que, desafortunadamente en algunos casos, son presionados a una conquista para la que no están aún suficientemente preparados.

Si bien es cierto que algunos bebés contemporáneos en las proximidades desde los 25 meses ya poseen la suficiente madurez física y psicológica para lograr el control de esfínteres y dejar el pañal, no es posible ni prudente generalizar esta capacidad, pues al igual que caminar o hablar, el control de esfínteres toma su tiempo y acontece de acuerdo al ritmo de cada niño.

“Llegar más temprano o más tarde a la adquisición de estas capacidades no afecta de ninguna manera negativa o positiva el desarrollo posterior, en cambio, hacer excesiva presión sobre el niño, con esta expectativa, si puede resultar dañino para él.”

Para que tu niño alcance el control de esfínteres es necesario que tenga la madurez muscular y neurológica que exige este control, que sea capaz de expresarse cuando siente ganas de hacer popó o pipí y además aguantar mientras llega al baño, que pueda tomar la posición adecuada en la bacinilla o taza y que pueda subir y bajar su ropa; pero también hay aspectos emocionales que inciden en esta conquista.

Los niños van dando algunas pistas de que ya están preparados para dejar los pañales, algunos hacen conciencia de que su pañal tiene popó o pipí, y poco a poco ya dicen cuando lo están haciendo. Otros, en silencio, cuando sienten que van a hacer pipí o popó, se van a un lugar bien íntimo a vivir con tranquilidad este momento.

Es bueno reconocer que aquí apenas empieza el proceso de control, que con tu ayuda será alcanzado, pero puede tardarse un buen tiempo, y que si empiezas muy temprano puede durar mucho más tiempo o incluso puede haber retrocesos.

Esta decisión es bastante personal y autónoma. Es su espacio y es su cuerpo que ahora le pertenece de un nuevo modo. Es por esto que si ustedes como padres son delicados y respetuosos de su proceso, las consecuencias se verán reflejadas en la fortaleza emocional y seguridad de tu niño/a que se sabe dueño de su cuerpo y descubre que puede decidir sobre él/ella.

“¡Así como hay señales que muestran que tu niño ya está preparado para el control de esfínteres, también hay señales de que aún no es tiempo!”

Algunos niños a través de intensos entrenamientos logran controlar esfínteres y de repente vuelven a hacerse en la ropa. Si es muy recurrente puede ser prudente volver al pañal, igual sucede si resulta necesario preguntarles insistentemente si quieren ir al baño y no avisan por iniciativa propia.

“Volver al pañal es también conveniente cuando tienen un temor creciente a sentarse en la bacinilla o en la taza o si se les ve muy preocupados o avergonzados cuando se hacen popó o pipí en la ropa.”

Frente a estos impases, tu bebé debe tener claro que le acompañarás el tiempo que sea necesario, que no debe preocuparse y que lo más importante es que la relación de ustedes no depende de que haga pipí o popó en el baño.

¡Comparte este artículo!

Aplican términos y condiciones



Artículos relacionados

Salud Bebés

Cordón umbilical: cómo limpiarlo y evitar una infección

El cordón umbilical es fundamental durante el embarazo. Aprende aquí cuándo debería caerse.

Familia Bebés

Vínculo afectivo: únete con tu bebé en sus primeros días

El vínculo afectivo es esencial para el desarrollo, crecimiento y autoestima de tu bebé.

Desarrollo Bebés

Colecho como tu mejor opción: te explicamos sus beneficios y límites

¿Sabes qué es el colecho, sus beneficios y límites? Aquí te contamos todo lo que tienes que saber.