Portal Winny 2021
Portal Winny 2021
Familia

Momento de ir al jardín: ¿Cómo hacerlo?

Cómo-sé-si-mi-bebé-está-preparado-para-ir-al-jardín-infantil.jpg
Conoce cinco recomendaciones que te ayudarán a saber si está preparado
Cinco recomendaciones que no puedes pasar por alto

¿Cómo sé si mi bebé está preparado para ir al jardín infantil? ¿Cuál es la edad correcta para llevar a tu bebé al jardín infantil?

No existe una respuesta única para esa pregunta, querida mamá, pues esta decisión depende de muchas circunstancias, como por ejemplo el tipo de familia, el tiempo de los papás, la disponibilidad de personas para cuidarlo e incluso, situaciones relacionadas con la ubicación del lugar donde se vive o se trabaja.

La etapa previa

En términos generales, los expertos en educación dicen que un buen momento para el ingreso al jardín infantil son los dos años de edad, pues para entonces el niño ya camina y ha avanzado un poco más en su comunicación, condiciones que le dan autonomía y lo preparan mejor para adaptarse a los cambios y socializar con otros niños. Sin embargo, en muchos casos el ingreso al jardín se da desde los primeros meses de vida, especialmente porque ambos papás deben trabajar.

Si muy pronto tienes que tomar esta decisión y estás pensando ¿cómo sé si mi bebé está preparado para ir al jardín infantil?, o ya piensas en ella probablemente tienes una sensación de incertidumbre. Es normal y lógico que después de haber permanecido tanto tiempo dedicada por entero a tu bebé, ahora te inquieta pensar quién cuidará de él, cómo lo hará y si le entregará todo lo que en estos meses tú le has dado. A continuación, vamos a darte algunas recomendaciones que te ayudarán a asumir este momento de la mejor manera.

Tu bebé se beneficiará

Lo primero que debes saber es que el ingreso al jardín es una decisión que se traduce en beneficios para tu hijo, siempre y cuando se haga de forma correcta. Es cierto que se trata de un ser indefenso y vulnerable, que requiere de cuidado permanente. Pero también es cierto que, desde antes de nacer y por lo menos hasta los dos años, en su cerebro se están produciendo miles de conexiones neuronales y por ello esa etapa es quizá la de mayor potencial en el aprendizaje del ser humano. Por lo tanto, en el jardín tu bebé podrá elevar su desarrollo cognitivo, especialmente en lo relacionado con sus habilidades sociales: el compartir con otros niños le ayudará a ganar independencia, a perder el miedo de relacionarse con otras personas y lo impulsará a evolucionar en procesos como el gateo, el desarrollo del lenguaje y los primeros pasos.

¿Cómo elegir el jardín?

Además de pensar en asuntos prácticos, como la cercanía con tu hogar, o la facilidad para transportar a tu bebé, lo más importante es constatar que el jardín cuente con personas idóneas que estén adecuadamente preparadas para cuidar niños. Tómate tu tiempo para conocer varias opciones y así tener varias posibilidades para escoger. Indaga bien, verifica la información que te entregan, busca información de otros padres que ya tengan sus hijos en esas instituciones y pregunta todo lo que te genere duda a los profesores y profesionales que trabajan en ellas. Lo más importante es que el sitio que elijas te genere tranquilidad y confianza. Tu instinto natural de mamá, ese que te permite anticiparte a las necesidades de tu bebé, es un buen consejero en el proceso.

¿En qué te debes fijar al conocer el jardín infantil?

Cuando visites los jardínes infantiles, debes tener en cuenta que sea espacioso, aireado, que cuente con buena iluminación y que sea seguro. Por ejemplo, entre otras cosas, debe tener bloqueados los accesos a escalas, cocina y calle, para que tu bebé no llegue a estos lugares que pueden representar un potencial peligro para él. ¿El lugar está limpio? La imagen que te lleves de este aspecto es crucial, pues el bebé necesita un lugar cómodo y aseado para evitar enfermedades, por otro lado, recuerda que no solo se trata de tener una persona que cuide a tu hijo, sino que el jardín infantil debe proporcionar alternativas para garantizar su crecimiento integral, y por eso es importante que el lugar cuente con gimnasio o sala de juegos, material didáctico adecuado, entre otros.

La preparación

En los días previos al ingreso al jardín infantil trata de establecer una rutina con tu bebé para que se adapte, por lo que es recomendable empezar a tener nuevos horarios para el baño y la comida. Incluso, puedes dejarlo por unas horas con una persona responsable, para que empiece a experimentar la sensación de relacionarse con alguien diferente a ti.

Si tu bebé aún es lactante, lo más importante es garantizar que tu bebé pueda seguir alimentándose con leche materna el mayor tiempo posible, una de las mejores opciones es el banco de leche materna en casa. Consulta con el pediatra de tu bebé y él te indicará la mejor forma para lograrlo.

Si tu bebé tiene uno o dos años, puede resultar conveniente que le hables previamente sobre lo que va a suceder cuando ingrese al jardín infantil. Cuéntale qué va a pasar y cómo va a ser su nueva rutina, pero, sobre todo, asegúrate de que él sepa que no lo vas a abandonar.

El primer día

En lo posible trata de que el primer día en el jardín infantil sea media jornada y si te es posible, permanece con tu bebé; que te vea mientras conoce a su profesora y se adapta al nuevo espacio. Es bueno que él sienta tu presencia, pues así tomará confianza.

Si tu hijo es un niño un poco mayor, incluye un juguete que le resulte familiar. Este tipo de objetos afianzarán en él la idea de que no está solo y lo ‘conectarán’ mentalmente con su hogar. Aún así, debes estar preparada, ya que los primeros días pueden ser de mucho llanto para ambos, ya que deben acostumbrarse a estar separados por algunas horas. No te angusties si el primer día el llanto de tu bebé es constante, se trata de una reacción normal, eso ya pasará y finalmente logrará estar tranquilo y cómodo en su nuevo espacio.

En algunos casos ocurre lo contrario: tu bebé reacciona con felicidad durante las primeras semanas, pero después empieza a manifestar llanto e irritabilidad en el jardín. Ten en cuenta que todos los niños reaccionan de manera distinta, según su carácter, pero lo importante es siempre transmitirles confianza. Finalmente, si el ingreso al jardín infantil ya se aproxima, debes tener confianza en ti, para que a su vez se la transmitas a tu bebé, conserva la calma ante las primeras ‘pataletas’ y después prepárate, porque llegará el día en que tu bebé no quiera dejar el jardín y los fines de semana se levante temprano para que lo lleves donde sus amiguitos.

¡Comparte este artículo!

Aplican términos y condiciones



Artículos relacionados

Lactancia Bebés

Calostro: ¿por qué es tan importante para tu bebé?

El calostro es el primer alimento que debería consumir tu bebé. Puede protegerlo de enfermedades.

Desarrollo Bebés

Llanto, causas más comunes y cómo identificarlas

Toma nota sobre cuáles son las causas más comunes del llanto de tu bebé y aprende a identificarlas

Desarrollo Bebés

Motricidad fina y gruesa, ¿por qué es tan importante estimularla?

La motricidad fina y gruesa se desarrollan en el bebé, desde antes del nacimiento.