Portal Winny 2021
Portal Winny 2021
Salud

10 consejos para calmar los cólicos de tu bebé

10-consejos-para-aliviar-los-cólicos-de-tu-bebé.jpg
Descubre aquí cómo identificar los síntomas
¡Hola mamá!

Puede ser que en alguna ocasión hayas notado que tu bebé llora más a menudo, e incluso cuando le has acabado de dar de comer. Es lógico que, en estas circunstancias puedas preocuparte y esta tensión se la transmitas a tu bebé aunque intentes calmarlo dándole más alimento. Es en ese momento cuando se genera lo que los especialistas llaman el cólico del tercer mes.

Es importante tener en cuenta varios factores para manejar esta situación. Para empezar, debes saber que el aparato digestivo de tu bebé lactante está muy inmaduro, lo que le puede generar problemas en su flora intestinal o dificultades para expulsar los gases.

Se sabe que dos de cada cinco bebés tienen cólicos y normalmente aparecen entre la tercera y la sexta semana después del nacimiento, reduciéndose en gran medida para cuando el bebé tiene entre tres y cuatro meses de edad. Si tu bebé continúa llorando mucho después de ese momento, es recomendable buscar apoyo del pediatra para determinar si existe otra causa de su molestia.

Ahora bien, ¿cómo saber si es un cólico u otra dolencia más complicada?. Si a pesar del llanto y las molestias que muestra, tu bebé puede seguir succionando la leche de tu pezón, y ves que tiene buen apetito, su comportamiento está dentro de lo que sucede normalmente en los bebés con cólicos. Pero si notas que no se alimenta bien o que su reflejo de succión en tu pezón no es fuerte, debes consultar al pediatra.

Otra señal a la que debes estar atenta es si tu bebé no se deja cargar o es difícil calmarlo. Cuando se trata de un cólico normal, los abrazos, las caricias y los sonidos lograrán apaciguar sus tensiones con mucha paciencia. De no ser así, es recomendable pedir ayuda médica. Observa también si hay señales de sangrado en sus heces, pues no es normal que esto pase en los bebés con cólicos. También debes tomar su temperatura y estar atenta a señales de fiebre.

¿Qué se puede hacer frente a los cólicos?

Busca movimiento, el movimiento relaja y distrae la tensión. Puedes hacerlo sentada meciendo a tu bebé, caminar con él en brazos o en el cochecito.

Busca la forma en que tu bebé pueda eructar con más frecuencia durante las comidas.

Acaricia o frota la espalda de tu bebé mientras lo tienes boca abajo sobre tus piernas.

Ponle música muy relajada, las ondas sonoras graves y las vibraciones bajas generan tranquilidad.

Evita los ruidos estridentes y asesórate de tener una buena selección de música que brinde calma.

Estimula a tu bebé muy sutilmente. A veces cubrirlo con suaves cobijas o sábanas cambia su disposición. La luz también influye en su confort, procura que sea muy tenue.

Se recomiendan los masajes en el tórax y abdomen. Estos le ayudan a calmar y a relajar sus músculos.

Te recomendamos darle la comida a tu bebé semisentado o acostado.

Después de comer debes sacarle los gases siempre.

Revisa que esté succionando correctamente y que cubra con su boquita toda la areola de tu seno, no sólo el pezón. Vigila que no esté tragando demasiado aire.

Recuerda que es muy importante que mantengas la calma, mostrarte atenta y tranquila puede brindarle calma a tu bebé. Recuerda que también puedes consultar con tu médico si notas algo inusual.

En la etapa de los cólicos debes tener claro que este es un proceso más del crecimiento de tu bebé. En la medida en que su sistema digestivo termine de desarrollarse, los cólicos se superarán con mayor facilidad. Así que no te angusties, recurre a tus seres queridos en busca de apoyo e intenta tener momentos para relajarte y conectarte contigo.

¡Comparte este artículo!

Aplican términos y condiciones



Artículos relacionados

Lactancia Bebés

Calostro: ¿por qué es tan importante para tu bebé?

El calostro es el primer alimento que debería consumir tu bebé. Puede protegerlo de enfermedades.

Desarrollo Bebés

Llanto, causas más comunes y cómo identificarlas

Toma nota sobre cuáles son las causas más comunes del llanto de tu bebé y aprende a identificarlas

Desarrollo Bebés

Motricidad fina y gruesa, ¿por qué es tan importante estimularla?

La motricidad fina y gruesa se desarrollan en el bebé, desde antes del nacimiento.