Portal Winny
Portal Winny
Salud

Disquecia del lactante: consejos para tratarla en casa

Pediatra examinando un bebé.
Es posible que a tu bebé le cueste ir al baño debido a un trastorno llamado disquecia del lactante.

¿Alguna vez has escuchado sobre la disquecia del lactante y cómo esto afecta a tu bebé? Aquí te contamos de qué se trata este trastorno y cómo estar preparada si tu hijo llega a presentarlo. De entrada, te contamos que es una condición común y que puedes manejar desde casa.

¿Qué es la disquecia del lactante?

Es un trastorno común en los primeros meses de vida, específicamente antes de los 9 meses. Se manifiesta cuando el bebé tiene dificultad para expulsar las heces, aunque estas sean blandas. Pero, tranquila, no es tan alarmante como suena. Simplemente es una señal de que su sistema digestivo todavía está madurando (Noviello et al., 2022).

Usualmente, para ir al baño, tu bebé necesita presionar su barriga al mismo tiempo que relaja el esfínter. Pero, en este caso existe una alteración en la coordinación de ambos movimientos; es decir, no hay relajación de la colita para que se expulsen las heces. Sin embargo, esta coordinación debería mejorar con el tiempo conforme la función de los intestinos mejore y tu hijo desarrolle el control de esfínteres (Noviello et al., 2022).

Algunas personas podrían confundirlo con el estreñimiento, pero la verdad es que es distinto. Aquí te explicamos las diferencias clave entre ambos (Toca et al., 2022):

  • Disquecia del lactante: el bebé se pone rojo, llora y parece que hace esfuerzo para ir al baño, pero no lo consigue. Cuando logra hacer popó puedes observar que las heces son blandas.
  • Estreñimiento: las heces son duras y el bebé podría no hacer popó durante días. El estreñimiento también tiene un mecanismo de aparición diferente a la disquecia, donde el niño voluntariamente evita ir al baño por miedo a las molestias que puede causar.

¿Cómo identificar este trastorno en tu hijo?

La mejor forma de identificar la disquecia del lactante es vigilando a tu bebé y sus actitudes a la hora de ir al baño. Dentro de los aspectos más importantes, notarás que (Noviello et al., 2022; Toca et al., 2022):

  • Tu bebé llora mucho y se pone rojo antes de hacer popó (esto puede pasar varias veces por día).
  • Notas que se esfuerza por evacuar durante al menos 10 minutos.
  • Su popó es blanda, a pesar de que le cuesta evacuar.
  • Tu bebé luce de buen humor luego de ensuciar su pañal.
  • No tiene otro signo o síntoma sugestivo de enfermedad como fiebre, sangre en las heces, náuseas o vómitos. Tampoco cuenta con antecedentes relacionados con enfermedades intestinales como haber expulsado meconio (la primera popó de los bebés recién nacidos) luego de 24 - 48 horas del nacimiento o familiares con la enfermedad de Hirschprung.

Consejos para prevenir y tratar la disquecia del lactante

disquecia-del-lactante-2

Lo cierto es que no hay una forma precisa para prevenir esta condición, ya que depende enteramente del desarrollo del bebé. Sin embargo, un estudio realizado en Indonesia (2023) identificó que la disquecia del lactante era más común en niños que ya recibían alimentación complementaria, quienes por algún motivo tomaron leche de fórmula en vez de leche materna y aquellos con bajo vínculo afectivo con el cuidador. Por lo que, cuidar de la dieta de tu bebé y darle mucho amor son puntos clave para mejorar este trastorno.

Estos son algunos consejos para tratar y curar la disquecia del lactante en casa:

  • Continúa amantando a tu hijo con normalidad (Kadim et al., 2023).
  • Realiza ejercicios para estimular sus intestinos. Coloca a tu bebé boca arriba en un lugar cómodo y seguro. Flexiona sus piernas sobre su barriga de forma alternada, simulando el pedaleo de una bicicleta (Fletcher, 2020).
  • Prueba con unos masajes abdominales para ayudarle a hacer popó. Con la punta de tus dedos, haz movimientos circulares en el sentido de las agujas del reloj alrededor del estómago de tu bebé. Hazlo suavemente para evitar cualquier incomodidad. También, puedes presionar suavemente las rodillas del bebé en su estómago para ayudarlo a liberar gases (Fletcher, 2020).
  • Limpia y mantén seca la colita de tu bebé para prevenir la pañalitis. Las irritaciones en su colita pueden aumentar las molestias que el niño siente para ir al baño.

Cosas que debes evitar

Mientras tanto, te recomendamos evitar cambiar bruscamente la dieta del bebé o introducir alimentos sólidos demasiado pronto. Preferentemente, no le des leche de fórmula, procura siempre ofrecer leche materna. Tampoco uses medicamentos que ablanden las heces o estimules su ano para ayudarle a hacer popó. Antes de intentar ofrecer cualquier medicamento, a base de plantas o no, consulta con su pediatra (Toca et al., 2022).

Recuerda que la disquecia del lactante sucede por inmadurez de sus intestinos. Conforme el bebé crezca sus intestinos se irán desarrollando y el problema desaparecerá. Así que, solo con los masajes y mucho amor es suficiente para tratar a tu bebé desde casa.

¡Comparte este artículo!

Aplican términos y condiciones



Artículos relacionados

Desarrollo Bebés

Miedo a la oscuridad en niños: consejos para superar este temor

Promueve la tranquilidad nocturna de tu hijo y ayúdale a superar el miedo a la oscuridad.

Salud Bebés

Popó verde: ¿es normal que mi bebé haga de este color?

Conoce por qué tu bebé está haciendo popó verde.

Salud Bebés

Popó negra: ¿es normal que tu bebé haga de este color?

Descubre qué puede significar la popó negra de tu bebé.