Portal Winny 2021
Portal Winny 2021
Salud

Pujo en bebés: ¿qué esperar y cómo manejarlo?

pujo-en-bebes.jpg
El pujo en bebés puede ser preocupante, sobre todo para los padres primerizos.

Es necesario recordar que los bebés no son adultos miniatura. Al nacer, sus órganos necesitan terminar de madurar y adaptarse al exterior. Durante este proceso hay particularidades que, al ser madre primeriza, te pueden asustar un poco; el pujo en bebés es una de esas manifestaciones, por lo que en este artículo te explicamos todo lo que debes saber.

Particularidades de los recién nacidos

Tu bebé recién nacido enfrenta una transición importante, está conociendo el exterior y esta transición puede ser más difícil en los bebés prematuros. Por lo tanto, notarás algunas particularidades que son el reflejo de su inmadurez o del proceso de aprendizaje (Nuevo, 2021). A continuación, enumeramos algunas:

  • Pujo en bebes recién nacidos.
  • Reflejo de moro, es más notable para los padres que realizan colecho.
  • Llanto sin lágrimas.
  • Gruñidos o sonidos de balbuceos.
  • Pérdida de buena parte del cabello y el lanugo con el que nació.
  • Aparición de ampollas en los labios por el inicio de la succión. No las toques, desaparecerán solas.
  • Su corazón late más de prisa que el de un adulto.
  • Estornudos frecuentes para limpiar las vías respiratorias. No te alarmes, a menos que tenga síntomas como fiebre.
  • Su cráneo se puede notar deformado por el parto. Esto se conoce como caput succedaneum. Mejorará en unos días.
  • Sus ojos se ven grises por falta de coloración.
  • Sonríe de manera intencional.
  • Reconoce a su madre a través del olfato.

¿Qué es y cuál es el significado del pujo en bebés?

pujo-en-bebes-imagen.png

Es una contracción abdominal que se da involuntariamente y es muy normal en los bebés más pequeños, principalmente en los primeros 3 meses de vida. Estos pueden llegar a preocuparte, pero, en general, no son causados por alguna enfermedad o dolor (Escribano, 2021). 

Se puede acompañar de quejidos, malestar, llanto frecuente y cólicos. El bebé se muestra continuamente incómodo, retorciéndose y frunciendo el ceño (Escribano, 2021). 

Causas por las que se puede presentar el pujo en bebés

Las principales razones son (Escribano, 2021):

  • Aprender a defecar: esta puede ser una de las causas por las que se presenta el pujo en bebés.
  • Estreñimiento: puede tener problemas para evacuar, ya que su sistema está aún inmaduro y su digestión es muy variable. Se debe sospechar cuando hay estómago duro, reducción del apetito, heces pequeñas y secas, parecidas a gránulos.
  • Reflujo: cuando el bebé vuelve leche. Además, esto puede producir dolor en el esófago.
  • Acumulación de gases: la inmadurez de los intestinos dificulta procesar la leche, liberar los gases y defecar.
  • Si el bebé duerme, podría tratarse de un sueño.

¿Cómo aliviar el pujo en bebés?

Ya que no es una situación de emergencia, lo primero es llenarte de paciencia y entender que no es una expresión de dolor, sino de incomodidad. Para ayudarlo puedes hacer lo siguiente (Escribano, 2021; Medicalnewstoday, 2018):

  • Asegúrate de que esté comiendo lo suficiente.
  • Evita que esté sobrealimentado.
  • Ofrece pocas cantidades de leche con mayor frecuencia.
  • Ayúdalo a sacar los gases después de comer con unos golpecitos en la espalda.
  • Revisa que tenga un buen agarre al momento de la lactancia.
  • Espera unos minutos para acostarlo después de darle de comer. Toma en cuenta las recomendaciones para dormir a un bebé.
  • Hazle masajes en su pancita y mueve sus piernas cuando tenga el estómago vacío. Puedes realizar ejercicios de gimnasia para bebés.
  • No lo vistas con prendas demasiado apretadas y fíjate que su pañal esté seco.
  • Dale un baño tibio.

¿Cuándo acudir a tu médico?

Recuerda no automedicarlo ni ofrecerle remedios caseros, pueden tener reacciones tóxicas en los bebés muy pequeños. Aunque el pujo es algo común, si se presenta durante mucho tiempo o sientes que hay algo mal con tu bebé, no dudes en acudir con un profesional. Recuerda que se puede tratar de una emergencia si tu bebé presenta los siguientes síntomas (Escribano, 2021; Medicalnewstoday, 2018):

  • Se nota angustiado.
  • Gruñe o puja al final de una respiración.
  • Tiene fiebre.
  • Sus labios o su lengua se ven azules.
  • Abre sus fosas nasales y se notan sus costillas al respirar.

En definitiva, el pujo en bebés es un síntoma inquietante, lo mejor que puedes hacer es estar pendiente de tu bebé, no temas equivocarte ni pedir ayuda. Siempre que sientas inseguridad, puedes acudir con tu médico para descartar algún problema de salud mayor.

¡Comparte este artículo!

Aplican términos y condiciones



Artículos relacionados

Desarrollo Bebés

Lanugo: ¿qué es y cuál es su función?

¿Tu bebé tiene vellitos finos y suaves en su espalda y hombros? Te explicamos qué es.

Nutrición Bebés

Loncheras saludables: 5 alternativas con ingredientes naturales

Te presentamos 5 opciones de loncheras saludables para que promuevas la alimentación saludable