Portal Winny
Portal Winny
Salud

Reflujo en bebés: conoce sus causas, síntomas y soluciones

Mamá cargando a su bebé recién nacido
Aprende más sobre el reflujo en bebés, sus causas, síntomas y soluciones.

El reflujo en bebés de corta edad es perfectamente normal, ya que aún se están desarrollando. Sin embargo, sabemos que puede ser difícil para ti ver a tu bebé devolver la comida. Por eso, aquí te explicamos por qué surge el reflujo, cómo puedes enfrentar la situación y cuáles son las señales de alarma.

Puntos clave del reflujo en bebés

El reflujo sucede cuando el alimento que el bebé ha tomado regresa desde el estómago hacia la boca. Esto puede pasar durante la alimentación o poco después de terminar de comer (Mayo Clinic, 2023).

Cuando comemos, la comida pasa de nuestra boca a un tubo llamado esófago y luego al estómago, donde será digerida. Hay una especie de “puerta” entre el esófago y el estómago, llamada esfínter esofágico inferior, que normalmente se cierra después de que la comida entra al estómago para evitar que regrese. En algunos bebés, esta “puerta” no cierra bien o se abre en momentos inadecuados dando lugar al reflujo (Mayo Clinic, 2023).

La principal causa del reflujo en bebés es la inmadurez de su sistema digestivo, lo que significa que la función del esófago aún no se ha desarrollado completamente. Si tu bebé devuelve la comida no significa que esté enfermo. Esta condición es común en bebés sanos antes de las 8 semanas de vida y suele desaparecer cuando el niño cumple su primer año (NHS, 2021). También, es frecuente en bebés prematuros, bebés con parálisis cerebral o fibrosis quística (NIDDK, 2020).

Consejos para aliviar el reflujo en los bebés

Algunos factores que aumentan el reflujo en bebés son: la alimentación a base de líquidos (leche), pasar mucho tiempo acostado y tomar más leche de la que su estómago soporta (NIDDK, 2020). Por eso, las recomendaciones básicas para aliviar el reflujo en bebés son (MedLinePlus, 2021):

  • Prefiere la lactancia y evita el uso de chupetes o tetero.
  • Ayuda a tu bebé a eructar luego de darle cada pecho.
  • No lo alimentes demasiado seguido, espera a que tu bebé demuestre que verdaderamente tiene hambre.
  • Si tu bebé parece saciado con un solo pecho, no le ofrezcas el otro.
  • Mantenlo en posición vertical 30 minutos después de comer.
  • Integra alimentos sólidos en su dieta cuando el médico lo recomiende.
  • En niños que ya comen sólidos se recomienda armar un menú infantil rico en verduras, legumbres, cereales como la avena y frutas no cítricas como banana y melón (Madell, 2021).

Diferencias fundamentales entre el reflujo en bebés y ERGE

reflujo-en-bebes-2

El reflujo puede aparecer en bebés sanos, pero no es común que continúe después de los 18 meses. Cuando la regurgitación se mantiene por mucho tiempo podría ser un indicativo de la Enfermedad por Reflujo Gastroesofágico (ERGE). Este tipo de reflujo es más severo y duradero, donde el contenido del estómago tiene mayor cantidad de ácido e irrita el esófago y la garganta causando complicaciones al niño. Entre algunas, se encuentran un retraso en el crecimiento, llagas, irritación o estrechamiento del esófago (Mayo Clinic, 2023; Stanford Medicine, 2023).

En los bebés con reflujo, el principal síntoma es la devolución de la comida. Mientras que con ERGE, además de la regurgitación, también se puede presentar que (MedLinePlus, 2021):

  • El bebé arquea la espalda y lanza la cabeza hacia atrás después de comer.
  • Llora por más de tres horas al día sin razón aparente (esto se conoce con frecuencia como cólico).
  • Presenta tos sin ningún otro síntoma respiratorio como secreción nasal.
  • Tiene arcadas o dificultad para tragar.
  • Se muestra irritable, sobre todo después de las comidas.
  • Come poco o se niega a hacerlo.
  • No gana mucho peso o incluso, pierde el que ha ganado.
  • Presenta un sonido agudo al respirar o le cuesta respirar.
  • Vomita con intensidad o con mucha frecuencia.

¿Cuándo contactar al médico?

Aunque el reflujo en bebés no suele ser grave es bueno hablar con el médico si el bebé (NIDDK, 2020):

  • No está ganando peso.
  • Vomita con mucha fuerza (vómitos explosivos).
  • Escupe un líquido verde o amarillo.
  • Vomita sangre o una secreción marrón oscura similar a un pozo de café.
  • Parece más cansado de lo normal.
  • Se niega rotundamente a comer.
  • Expulsa sangre en sus pañales.
  • Tiene problemas al respirar o tos persistente.
  • Parece muy molesto después de comer.

Es vital reconocer estos signos y síntomas en tu hijo, con el fin de estar atenta a ellos. La presencia de estos puede significar problemas más serios, como una enfermedad gastroesofágica o una obstrucción en sus intestinos.

El reflujo en bebés puede aparecer en cualquier momento durante su primer año sin que eso represente una enfermedad. Sin embargo, es importante que estés atenta a cualquier actitud de molestia o de incomodidad en tu bebé y consultes con tu médico si tienes dudas.

¡Comparte este artículo!

Aplican términos y condiciones



Artículos relacionados

Salud Bebés

Lagañas en los ojos del bebé: ¿por qué aparecen y cómo quitarlas?

¿Tu bebé tiene a menudo lagañas en los ojos? Aprende cómo limpiarlas suavemente y de forma correcta.

Desarrollo Bebés

Cuánto tiempo usan pañales de recién nacido los bebés: ¡descúbrelo!

¿Por cuánto tiempo usan pañales de recién nacido los bebés? Resuelve tus dudas con esta guía.

Salud Bebés

Importancia de la higiene personal, ¿cómo fomentarla en los niños?

Fomentar la importancia de la higiene personal en tus hijos es clave. Sigue estos consejos.