Portal Winny
Portal Winny
Salud

Vacunas para niños: todo lo que debes saber antes de su llegada

Bebé recibiendo su vacuna
Las vacunas para niños previenen enfermedades contagiosas y de alto riesgo.

Desde los controles de peso y talla hasta los estilos de crianza (como la crianza positiva o los tipos de apego), todo lo que haces va encaminado a la búsqueda del bienestar y la salud de tu bebé. Las vacunas para niños son otra herramienta para cuidar de la salud de tu hijo. Estas estimulan el sistema inmune para crear defensas contra algunas enfermedades (Bracho, 2022).

Los bebés y niños pequeños las necesitan debido a que tienen un sistema de defensas en desarrollo y, en cada etapa, se exponen a microorganismos diferentes. Por ejemplo, al iniciar el gateo, están en contacto con superficies que pueden presentar suciedad. Por esta razón, se precisan de muchos cuidados para mantenerlos saludables y evitar contraer enfermedades.

En ese orden de ideas, las vacunas proporcionan al cuerpo pocas cantidades de los gérmenes (virus o bacterias) muertos o debilitados. De este modo, el cuerpo es capaz de reconocerlo sin sufrir las complicaciones de la enfermedad (Bracho, 2022).

Vacunas para niños menores de 5 años

En Colombia, al igual que en muchos países, el esquema de vacunas para niños está disponible de manera gratuita. El gobierno ha establecido un esquema que indica a qué edad se debe de aplicar cada una. A continuación, te lo explicamos:

  • Recién nacidos: única dosis para tuberculosis B.C.G y primera para hepatitis B.
  • 2 meses: primera dosis para polio (oral-IM), hepatitis B, haemophilus, influzae tipo B y difteria, tos ferina, tétano (DPT), rotavirus y neumococo.
  • 4 meses: dosis de refuerzo para polio (oral-IM), hepatitis B, haemophilus, influzae tipo B y difteria, tos ferina, tétano (DPT), rotavirus y neumococo.
  • 6 meses: tercera dosis de refuerzo para polio (oral-IM), hepatitis B, haemophilus, influzae tipo B y difteria, tos ferina y tétano (DPT). También, la primera dosis contra la influenza.
  • 7 meses: segunda dosis contra la influenza.
  • 12 meses: primera dosis contra sarampión, rubéola, papera (SRP) y fiebre amarilla. También, refuerzo contra el neumococo e influenza. Por último, única dosis contra la hepatitis A.
  • 18 meses: refuerzo para difteria-tosferina tétano (DPT) y polio (oral – IM).
  • 5 años: refuerzo para polio (oral – IM), difteria-tosferina tétano (DPT), sarampión, rubéola y papera (SRP).

Vacunas para niños cuáles y cuándo debes aplicarlas 2.png

BCG una de las primeras vacunas para niños recién nacidos

Llamada también de Calmette-Guérin. Esta vacuna previene las formas graves de tuberculosis, una enfermedad producida por una bacteria que ataca los pulmones. Sin embargo, cabe aclarar que puede extenderse a otras partes del cuerpo (Comité Asesor de Vacunas de la AEP, 2022).

Hepatitis B

Es la primera vacuna para muchos bebés. Se aplica en las primeras 24 horas después del nacimiento, una segunda dosis cuando cumpla 1 o 2 meses y una tercera entre los 6 y 18 meses. Como su nombre lo indica, protege contra el contagio de hepatitis B, una enfermedad que incrementa el riesgo de presentar cáncer de hígado (Bracho, 2022).

Antipoliomielítica

Previene la poliomielitis, una enfermedad caracterizada por causar parálisis y que puede llegar a ser mortal. Se aplica 1, los 2, 4 y 6 meses. Además, 2 refuerzos más a los 18 meses y 5 años. Se puede aplicar en dos formatos, tomada en gotas o inyectada en el músculo (Bracho, 2022).

Vacunas antineumocócicas

Previene la enfermedad causada por la bacteria llamada Streptococcus pneumoniae. Este microorganismo causa neumonía y una infección masiva en la sangre conocida como sepsis. La primera dosis se aplica a los 6 meses y la segunda 4 semanas después, con refuerzos anuales (Bracho, 2022).

Contra el rotavirus

Este virus es la principal causa de diarrea en niños. Se propaga fácilmente a través de pañales, juguetes sucios o a través del aire. La diarrea que causa es acuosa e intensa, se acompaña de fiebre, vómitos y dolor abdominal. La vacuna contra el rotavirus se aplica a los 2 y 4 meses (Bracho, 2022).

Vacunas para niños contra la influenza

También es conocida como la vacuna de la gripe. Esta contiene unos 4 tipos de virus de la influenza, los que según las estadísticas son los más probables de causar gripe en dicho año. Por lo que el contenido de esta vacuna cambia cada año (Centro para el Control y Prevención de Enfermedades [CDC], 2021).

Vacunas para niños combinadas: sarampión, rubéola y paperas (SRP)

También conocida como MMR por sus siglas en inglés. Se reciben 2 dosis y la mayoría de las personas vacunadas se previenen contra (Bracho, 2022):

  • Sarampión: esta enfermedad puede causar fiebre, tos, secreción nasal, neumonía, seguidos habitualmente de sarpullido que cubre todo el cuerpo.
  • Paperas: se presenta con fiebre, dolor de cabeza, dolor muscular, pérdida del apetito. Provoca inflamación de unas glándulas que se ubican bajo las orejas.
  • Rubéola: puede causar fiebre, dolor de garganta y cabeza, sarpullido e irritación en los ojos.

Vacunas para niños combinadas: DPT o DTaP

La vacuna contra difteria, tétano y tos ferina sirve como refuerzo o en reemplazo de la MMR. Se aplica a los 18 meses y luego a los 5 años (MedlinePlus, 2021):

  • Tos ferina: enfermedad de las vías respiratorias.
  • Difteria: infección grave producida por una bacteria que afecta la nariz y la garganta.
  • Tétanos: enfermedad bacteriana que entra al cuerpo a través de heridas y repercute sobre el sistema nervioso.

Vacunas para niños contra hepatitis A

Una única dosis al año de vida que protege al infante contra ese virus. Generalmente, los niños menores de 6 años no presentan síntomas; sin embargo, es usual que se contagien y trasmitan la enfermedad a otras personas. Por su parte, los adultos si pueden enfermar gravemente a causa de esta infección (CDC, 2019). 

Fiebre amarilla

Protege contra el virus de la fiebre amarilla, el cual es transmitido por la picadura de los mosquitos. Se aplica una única vez al año de edad (Organización Panamericana de Salud [OPS], s.f.).

Es normal preocuparse por las reacciones de las vacunas, pues el bebé puede presentar llanto (diferente a los berrinches) o fiebre. No obstante, las ventajas de la larga lista de enfermedades para las que estará protegido tu bebé, gracias a las vacunas para niños no se pueden desestimar. Te recomendamos prepararte con juegos para bebés u otras actividades que lo ayuden a sentirse mejor.

¡Comparte este artículo!

Aplican términos y condiciones



Artículos relacionados

Desarrollo Bebés

Empatía emocional en tu hijo: en qué consiste y cómo fomentarla

¿Quieres saber de qué se trata la empatía emocional en tu hijo?

Salud Bebés

Disquecia del lactante: consejos para tratarla en casa

Es posible que a tu bebé le cueste ir al baño debido a un trastorno llamado disquecia del lactante.

Nutrición Bebés

Alimentos funcionales: nutrición inteligente

Descubre qué son los alimentos funcionales, cuáles son sus beneficios y cómo puedes integrarlos.