Portal Winny 2021
Portal Winny 2021
Desarrollo

Tu bebé creció, ¿cuándo debe dejar el pañal?

Tu-bebé-creció,-cuándo-debe-dejar-el-pañal.jpg
Resuelve tus dudas sobre cuándo debe dejar el pañal tu bebé

Es muy común encontrar padres que experimentan una gran ansiedad sobre cuándo debe dejar el pañal el bebé, y convierten el proceso de aprendizaje de su bebé para ir al baño en una especie de carrera contra el reloj. Algunas veces, factores culturales o influencias de personas mayores de la familia inciden en esa decisión.

El asunto más importante que debes tener en cuenta es que usar el baño para hacer las necesidades fisiológicas es algo natural y absolutamente simple para un adulto, o para un niño mayor de cinco años, pero es un desafío enorme para un bebé de uno o dos años de edad que apenas está adaptándose al mundo. Así que, ante todo, debes traducir tu amor de mamá en dosis gigantescas de comprensión y paciencia.

No hay una edad definida para cuándo debe dejar el pañal. Algunos especialistas dicen que el momento adecuado para iniciar este proceso está entre los 18 y 22 meses, antes no, ya que el sistema nervioso central no está suficientemente maduro para el control de esfínteres. Por lo tanto, lo más importante es identificar el momento en que tu bebé esté preparado para hacerlo.

¿Cómo lo haces?

El secreto para saber cuándo debe dejar el pañal está en observar e identificar situaciones de la vida cotidiana que te indicarán que tu hijo puede empezar a aprender. Por ejemplo es necesario que tu bebé obedezca y pueda cumplir solito instrucciones sencillas como sentarse, pararse, caminar y subirse o bajarse los pantalones.

Mientras avanzas en identificar esas señales, involucra a tu hijo en el proceso de compra de su primera bacinilla u orinal. Explícale, por ahora sin mucho detalle y sin hacer demasiado énfasis, para qué se usa.

Déjalo que escoja la que más le guste, píntale su nombre e incluso ayúdale a pegarle pegatinas que le gusten.

¿Cuándo debe dejar el pañal?

Es importante que la bacinilla sea resistente, que se amolde bien al físico de tu bebé y preferiblemente que sea plástica. Asegúrate de que al sentarlo, los pies del bebé toquen el suelo. Eso le dará estabilidad y confianza.

Utiliza en forma reiterada esos códigos de comunicación con los que tradicionalmente se les enseña a los niños a nombrar sus deposiciones: frases como pipí, pis, chichí, popó o popis, las que tu prefieras, pero que tu hijo empiece a asociarlas con lo que produce su cuerpo.

Crea una rutina diaria para que el bebé se siente en el orinal. Una vez más, la clave está en observar cuál es el mejor momento para hacerlo. Si identificas el tiempo en que regularmente hace popis después de comer, ese será un buen momento.

Una fórmula sencilla es sentar al bebé en la bacinilla cada dos horas durante unos 15 ó 20 minutos para que se acostumbre. Pero no lo obligues ya que se puede cansar de esta rutina o crear un rechazo. Lo importante con este ejercicio no es tanto que él logre hacer sus deposiciones, sino que lo empiece a ver como parte de su vida cotidiana.

“Los niños aprenden más fácilmente por imitación y repetición”, y es muy importante motivarlo a usar su bacinilla cada vez que sienta necesidad de hacer chichí o popis y felicitarlo cuando avise o lo logre.

Deja la bacinilla en un lugar donde pueda encontrarla fácilmente, preferiblemente donde pase más tiempo. Recuérdale que está allí para cuando quiera usarla y enséñale a que te avise cuando quiera ir al baño, pero no le des demasiada trascendencia si el aviso llega tarde.

El entrenamiento para cuando debe dejar el pañal tu bebé debe iniciarse en el día y cuando el bebé ya logre avisar que quiere ir al baño puedes pasar al entrenamiento nocturno. Para esta etapa lo más importante es no darle bebidas al niño luego de las 6:00 de la tarde y enviarlo a la cama entre 8:00 y 9:00 de la noche, para que tenga tiempo de ir al baño y evacuar.

Deja la bacinilla cerca de su cama y dile que puede usarla si despierta con ganas de hacerlo. También dile que puede llamarte si necesita ayuda. Recuerda que el proceso debe ser gradual.

Por último, motiva a tu bebé en este proceso, felicitándolo y destacando sus logros, pero no exageres ni le des regalos por ir oportunamente al baño. Se trata de enseñarle que es un proceso natural que debe ir asumiendo, como tantos otros.

¡Recuerda!

Tampoco lo compares con otros niños, en especial si tiene hermanitos. Una vez más, recuerda que la clave para lograr el éxito será la paciencia.

¡Comparte este artículo!

Aplican términos y condiciones



Artículos relacionados

Lactancia Bebés

Calostro: ¿por qué es tan importante para tu bebé?

El calostro es el primer alimento que debería consumir tu bebé. Puede protegerlo de enfermedades.

Desarrollo Bebés

Llanto, causas más comunes y cómo identificarlas

Toma nota sobre cuáles son las causas más comunes del llanto de tu bebé y aprende a identificarlas

Desarrollo Bebés

Motricidad fina y gruesa, ¿por qué es tan importante estimularla?

La motricidad fina y gruesa se desarrollan en el bebé, desde antes del nacimiento.