Portal Winny
Portal Winny
Desarrollo

Educación inicial, su importancia y pautas para que midas su calidad

Mamá enseñando a su hijo las partes de la cara
¿Quieres saber cuál es la importancia de la educación inicial? Te contamos todo lo que debes saber.

La educación inicial es una etapa fundamental en la vida de tu bebé y como mamá deberías llevar a tu hijo en esa dirección. A esta edad, la educación les brinda el mejor comienzo en la vida. Además, ofrece importantes oportunidades para un mejor aprendizaje y aporta al desarrollo integral (NSW, 2023).

¿Por qué es importante la educación inicial?

La primera infancia, desde el nacimiento hasta los 8 años, es una de las etapas más críticas en el desarrollo cognitivo del niño. Se caracteriza por la generación de millones de circuitos neuronales que facilitan el aprendizaje y el desarrollo (Unesco, 2022).

Las experiencias que el niño tenga en estos primeros años proporcionan una base sólida o frágil para la vida. Los bebés que participan en programas de educación inicial tienen más probabilidades de llegar a la escuela con diversas habilidades necesarias para triunfar en sus estudios y la vida (NSW, 2023; Unesco, 2022).

Factores que intervienen en el desarrollo del niño

Alimentación

Durante toda la vida, especialmente en la primera infancia, la alimentación juega un papel esencial en el desarrollo. Una nutrición saludable provee todos los nutrientes que se necesitan para crecer fuertes y sanos. Durante los primeros 6 meses, el alimento ideal es la leche materna. Luego, se recomienda complementar con cereales, frutas, verduras, huevo y carnes bajas en grasas como pollo, pavo o pescados (Nuevo, 2018).

Sueño

El sueño es otro de los factores que intervienen en el niño durante la etapa de educación inicial. Dormir no solo le ayuda a descansar, es fundamental para su crecimiento y desarrollo, así como la maduración del sistema nervioso. Las siestas le ayudan a mantener su salud mental, física y emocional. También, le ayuda a controlar la energía y la temperatura corporal (Mis Primeros Tres, 2019).

Para que tu hijo logre dormir bien puedes empezar con establecer una rutina con horarios de alimentación, higiene y sueño; por ejemplo, cepillado de dientes, cuento y a la cama. Trata de evitar el acceso a pantallas o actividad física, por lo menos una hora antes de entrar en reposo. Además, genera un ambiente que favorezca el descanso: iluminación tenue, temperatura agradable, cama cómoda y sin juguetes (Mis Primeros Tres, 2019).

Estilos de crianza

La forma en la que educas a tu hijo también interviene en su desarrollo cerebral durante la educación inicial. Un estilo de crianza basado en la disciplina positiva y el cariño, ayudan a potenciar su crecimiento. En esto, la mamá tiene un papel principal; su presencia tiene un efecto positivo en el llanto de un bebé. La madre es capaz de calmar el dolor, pero también de influir en el desarrollo cerebral (Roldán, 2022a).

Para implementar un estilo de crianza positivo en casa, comienza con considerar a tu hijo como un ser con derechos. Debes establecer normas y reglas claras; elogiar su buen comportamiento, escucharle activamente, así como corregir desde el respeto y el amor. Evita el castigo físico o los gritos (Roldán 2022b).

Cuidados de su salud

La higiene y el cuidado de la salud es otro de los aspectos importantes en la educación inicial. Esto contribuye al bienestar físico, pero también tiene relación con el desarrollo emocional y una socialización adecuada. Además, previene enfermedades ocasionadas por virus o bacterias, que pueden afectar el crecimiento (Paris, s.f).

Para lograrlo, enséñale cómo lavar cada parte de su cuerpo cuando se esté bañando. Además, promueve que se lave el pelo frecuentemente para evitar piojos y liendres. Fomenta el frecuente lavado de manos con agua y jabón, además de cepillarse los dientes después de cada comida (García, 2022).

Pautas para medir la calidad de la educación inicial

eduacion-inicial-2

Puedes medir la calidad de la educación inicial cuando notas que el niño (Castro, 2022):

  • Ha desarrollado un comportamiento más libre e independiente.
  • Maneja mejor sus miedos en situaciones desconocidas.
  • Aprende a trabajar en equipo y no de forma individual.
  • Sabe expresar acertadamente sus emociones y necesidades.
  • Se prepara para la etapa escolar.
  • Crea hábitos y rutinas.
  • Ha incrementado su higiene personal.

Aunque la educación inicial requiere de un proceso de desapego para ti, es la mejor dirección para tu hijo. La mayor satisfacción será ver en el futuro a una persona adulta preparada para enfrentar cualquier reto que se le presente.

¡Comparte este artículo!

Aplican términos y condiciones



Artículos relacionados

Desarrollo Bebés

Cuántos pañales gasta un bebé y de qué manera optimizar su consumo

¿Te interesa saber cuántos pañales gasta un bebé? Con este contenido, te explicaremos.

Salud Bebés

Ventanas de sueño: qué son y cómo aprovecharlas para dormir a tu bebé

Aprende a aprovechar las "ventanas de sueño" para que tu hijo duerma mejor.