Portal Winny 2021
Portal Winny 2021
Lactancia

Lactancia materna: la mejor alimentación para tu bebé

lactancia-materna-la-mejor-alimentacion-para-tu-bebe.jpg
Lactancia materna y los beneficios para tu bebé

¿Has escuchado que la lactancia materna es la mejor fuente de alimentación para tu bebé? ¡Pues esto es cierto! A continuación, te explicamos por qué la leche materna es esencial para tu pequeño, así como cuáles son los nutrientes y los beneficios que le aporta.

¿Qué es la lactancia materna?

La lactancia materna es la alimentación ideal para el crecimiento y desarrollo de los niños. La OMS (2022) asegura que la leche materna es el único alimento que necesita un niño desde el nacimiento hasta los seis meses de vida.

Luego de esta edad la lactancia debe acompañarse de la alimentación complementaria (es decir, de otros alimentos) para poder cumplir con los requerimientos nutricionales del niño. Mientras que el destete puede ocurrir entre el primer y el segundo año de vida, según lo disponga la madre.

La leche materna contiene todos los macronutrientes (proteínas, grasas y carbohidratos) y muchos micronutrientes (vitaminas y minerales) necesarios para la vida. Por ejemplo, posee minerales como el zinc, selenio, fósforo, calcio, flúor y hierro; así como vitaminas A, B, C y E (Shah et al., 2021).

Además, proporciona al bebé factores de crecimiento, hormonas y algunos elementos del sistema inmune de la madre. Todas estas cosas son muy importantes para el desarrollo del niño y el fortalecimiento de su sistema inmune (Shah et al., 2021).

Beneficios de la lactancia materna para tu bebé

Los beneficios de la lactancia materna abarca lo físico y lo emocional. Así, cada vez que amamantes a tu bebé estarás (Riggins, 2019; FAO, s.f.):

  • Aportándole todos los nutrientes y la energía que necesita para crecer y desarrollarse.
  • Contribuyendo a mejorar su digestión y minimizando la aparición de los cólicos.
  • Proporcionándole los anticuerpos necesarios para que su organismo sea más resistente a infecciones como la diarrea y a infecciones respiratorias.
  • Ayudándole a reducir la aparición de asma y alergias.
  • Disminuyendo la posibilidad de desnutrición.
  • Favoreciendo su desarrollo emocional e intelectual a largo plazo.
  • Ayudando a prevenir enfermedades mentales.
  • Propiciando la formación de dientes sanos y fuertes, resistentes a caries y otras enfermedades dentales.
  • Favoreciendo la prevención de enfermedades a largo plazo. Por ejemplo, diabetes, obesidad, enfermedades del corazón y los vasos sanguíneos, aumento del colesterol en sangre y leucemia.
  • Favoreciendo la conexión madre e hijo, esto es vital para su desarrollo emocional, ya que se sentirá tranquilo, seguro y tomado en cuenta.

Tipos de lactancia materna

Hay varios tipos de lactancia materna y entre estos destacan:

La lactancia exclusiva o a demanda

La lactancia materna exclusiva es aquella en la que se alimenta al bebé solo con la leche materna sin incorporar otros alimentos (MinSalud, 2022). La recomendación general de la OMS (2022) es que este tipo de lactancia se mantenga durante los primeros seis meses de vida. Se sugiere iniciar con la lactancia durante la primera hora de vida.

Este tipo de lactancia puede ser programada por la madre o a libre demanda. Esto último significa que no se cuenta con horarios predeterminados; se alimenta al bebé cada vez que este demande el pecho. De este modo, la madre se asegura de que las necesidades alimenticias del bebé están bien atendidas (Consolini, 2021).

La lactancia directa

Este tipo de lactancia permite la succión directa del pezón de la madre por parte de la boca del bebé. Sin embargo, por razones médicas o personales, algunas madres prefieren vaciar sus pechos con sus manos o un extractor de leche y depositar la leche en un biberón.

Esta y la lactancia exclusiva son las más recomendadas durante los primeros seis meses de vida. El motivo es que el contacto piel con piel y el calor corporal de la madre ayuda a que el bebé se sienta más cómodo y seguro (Riggins, 2019).

La lactancia diferida

Este tipo de lactancia materna consiste en la extracción de la leche del pecho, la cual será depositada en un biberón para alimentar al pequeño. Es una práctica muy usada por las madres que trabajan, quienes no desean amamantar o tienen mucho dolor.

Algunas madres, además del biberón, utilizan un vaso e incluso una pequeña cuchara para verter la leche y alimentar al bebé. Estas últimas opciones son adecuadas si el pequeño no succiona como es debido. También si el niño ya tiene más edad y prefiere usar un tetero o vaso (Salud180, s.f.).

Consejos para mejorar la experiencia de la lactancia materna

Estos son algunos de los consejos que mejorarán la experiencia de la lactancia materna para ti y tu bebé (Consolini, 2021; Riggins, 2019):

Postura

Tu espalda siempre debe estar recta al momento de lactar y los hombros relajados. Lo ideal es que estés sentada o recostada. Hay muchas posturas que puedes adoptar para la lactancia materna, lo importante es que consigas la más cómoda para ti. Por ejemplo, puedes:

  • Recostarte de lado frente a tu bebe y sujetar su cabeza contra tu pecho.
  • Sostenerlo en brazos con su estómago pegado al tuyo.
  • Usar una almohada o cojín como apoyo.
  • Recostarte boca arriba con el niño recostado sobre ti.

Una correcta succión del pezón

Coloca tu dedo pulgar o índice en la parte superior de tu pecho y el resto de los dedos en la parte inferior para fijar la posición de tu mama. Asegúrate de que el bebé sujete el pezón y la areola, con esta técnica es menos probable que tu hijo te lastime.

Si sientes dolor mientras lactas, introduce tu dedo en la boca del bebé y presiona hacia abajo hacia su barbilla. De esta forma, él soltara el pezón sin necesidad de jalarlo.

Estimula la producción de leche

La succión del bebé estimula la producción de leche. Por eso, debes ofrecerle los 2 senos en cada toma y dejarle de 15-30 minutos por seno. Si el niño se ha dormido después del primer seno, ayúdalo a eructar para que se despierte y da el otro seno. En la próxima toma ofrece primero el último seno de la toma anterior para garantizar una buena estimulación.

Asea tus mamas

Para evitar infecciones e irritaciones, procura lavar con agua y jabón tus mamas antes y después de lactar. Puedes usar una crema suave, sin perfume, para hidratar un poco la zona.

Alivia el dolor en los pezones

Si llevas una buena técnica y te aseguras de que el bebé tiene el pezón y la areola en la boca, no debes tener mayores problemas. Pero si por alguna razón te ha lastimado, coloca trapitos tibios sobre la mama para ayudarte con el dolor.

Almacenamiento de la leche

Si estás trabajando y eso interrumpe la lactancia, puedes probar almacenando la leche. Una vez que extraigas la leche guárdala:

  • En la nevera si la vas a usar en los próximos dos días.
  • En el refrigerador si la vas a usar entre el día tres o cuatro.

La puedes calentar o descongelar colocando el tetero en agua caliente; no uses el microondas.

La lactancia materna exclusiva es la mejor alimentación para los niños pequeños. Es suficiente para los bebés hasta los seis meses de edad; ya luego del sexto mes sí es necesario complementar con alimentos sólidos. Además, de sus beneficios nutricionales, la leche materna ayuda al desarrollo y crecimiento del niño y la prevención de enfermedades.

Bibliografía

Consolini, D. (2021 septiembre) Lactancia. Manual MSD. https://www.msdmanuals.com/es/hogar/salud-infantil/cuidados-en-reci%C3%A9n-nacidos-y-lactantes/lactancia

Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura [FAO]. (s.f.). Lactancia materna. https://www.fao.org/3/w0073s/w0073s0b.htm

Organización Mundial de la Salud [OMS]. (2022). Lactancia materna exclusiva. https://apps.who.int/nutrition/topics/exclusive_breastfeeding/es/index.html

Riggins, V. (2019, 30 de abril). Guide to breastfeeding: benefits, how to, diet, and more. Healthline. https://www.healthline.com/health/parenting/breastfeeding#vs-formula

Salud180. (s.f.). Lactancia materna: ¿qué hacer cuando no quieres o no puedes amamantar? https://www.salud180.com/salud-dia-a-dia/lactancia-materna-diferida-que-hacer-cuando-no-quieres-o-no-puedes-amamantar

Shah, R., Sabir, S., y Alhawaj, A.F. (2021, 20 de septiembre). Physiology, Breast Milk. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK539790/

¡Comparte este artículo!

Aplican términos y condiciones



Artículos relacionados

Lactancia Mamás

Mastitis: qué es y por qué se origina

¿Estás en período de lactancia materna? Entonces te interesa conocer qué es la mastitis.