Portal Winny
Portal Winny
Salud

Respiración a tono: Enfermedades respiratorias

Bebé respirando con una máscara
Los cambios repentinos de clima aumentan la frecuencia de enfermedades respiratorias en los niños.

Artículo: Revista Ser Padres Hoy

Las enfermedades respiratorias en los niños no solo deben preocuparte, sino ocuparte. Es necesario estar muy atenta a su aparición para buscar atención médica inmediata y poder salir airosos del episodio. La buena noticia es que también puedes prevenirlas.

Mónica Urbina Pardo / Asesora: María Eulalia Tamayo, médica neonatóloga.

La temporada de lluvia trae consigo la posibilidad de que la naturaleza siga floreciendo, pero también está acompañada de un aumento en la polución de virus y bacterias que se traduce en el aumento de la frecuencia de enfermedades respiratorias.

Estos son los llamados picos de infección que tanto preocupan a los médicos y a los padres, ya que una enfermedad respiratoria que se complique puede resultar letal en un niño pequeño.

Lamentablemente, esta es la primera causa de muerte infantil, y por ello, hay que estar muy atentos al desarrollo de síntomas que deben llevarnos directamente a la consulta con un especialista, que determine el tratamiento más adecuado para el pequeño según su condición física.

La doctora María Eulalia Tamayo, médica neonatóloga y miembro de la Asociación Colombiana de Neonatología, comenta que entre estas enfermedades, la más común es la infección respiratoria aguda que puede afectar las vías aéreas superiores, como la rinofaringitis, resfriado común y la laringotraqueítis; o a las vías aéreas inferiores, como la bronquiolitis y la neumonía.

Entre ellas, las más complicadas suelen ser estas últimas, especialmente en los niños de menor edad, entre recién nacidos y prematuros “y entre aquellos que tienen factores de riesgo como desnutrición, dependencia de oxígeno, inmunosupresión y cardiopatías”, explica.

La doctora aclara, además, que esta incidencia se relaciona con el funcionamiento respiratorio y las defensas que poseen los pequeños.

¡Con ojo de espía!

Entre lluvias torrenciales, el ojo avizor de los papás debe agudizarse. Si el niño tiene una infección en las vías superiores, entonces tendrá flujo y obstrucción nasal, estornudos, dolor de garganta y oídos, en ocasiones acompañado de fiebre o tos.

Si la infección es en las vías inferiores, adicionalmente tendrá una respiración rápida, tirajes y variabilidad en su estado general.

Este tipo de infecciones, según comenta Tamayo, suelen ser muy frecuentes entre los niños, especialmente si son menores de 1 año y tienen entre 2 y 6 meses de edad, “presentándose en promedio entre 3 y 6 episodios de infección respiratoria en los niños menores de 5 años.

Adicionalmente, los niños que presentan bronquiolitis pueden presentar (posteriormente a la infección) síntomas respiratorios como tos u obstrucción bronquial con el ejercicio o resfriados”.

Ante su detección, el médico sugerirá el tratamiento más adecuado para el pequeño paciente. “Generalmente estas infecciones son leves y no requieren más que el tratamiento de síntomas”, explica Tamayo, quien también recomienda que los padres hidraten al niño ofreciéndole mayor cantidad de líquidos más frecuentemente y humidificando las secreciones para disminuir la obstrucción nasal.

Si a pesar de los cuidados, la respiración del niño es más rápida, presenta ruidos o silbidos al respirar, se notan las costillas cuando respira, cambia el humor a mayor irritabilidad o somnolencia, tiene fiebre que no disminuye con medicación, deja de comer o beber o tiene vómitos, entonces debemos pensar que el cuadro se complicó y debemos ir con él directo a urgencias. En estos casos, el tiempo y el tratamiento especial resultan indispensables para la recuperación del pequeño.

¿Y cómo la evitamos?

Lactancia materna a demanda.

Evitar lugares cerrados.

Eliminar el contacto con fumadores.

Tener las vacunas al día.

No enviar a los niños enfermos a la guardería o al colegio.

No compartir los juguetes de un niño resfriado y lavarlos frecuentemente.

Si un miembro de la familia está enfermo, debe usar tapabocas y lavarse las manos constantemente.

Adicionalmente

Evitar los cambios bruscos de temperatura.

Si son “dependientes de oxígeno o con cardiopatía, la profilaxis pasiva con anticuerpos monoclonales contra el virus respiratorio sincitial, ayuda en la protección contra infecciones severas que requieren hospitalización, ingreso a cuidado intensivo y muerte”.

¡Comparte este artículo!

Aplican términos y condiciones



Artículos relacionados

Salud Bebés

Lagañas en los ojos del bebé: ¿por qué aparecen y cómo quitarlas?

¿Tu bebé tiene a menudo lagañas en los ojos? Aprende cómo limpiarlas suavemente y de forma correcta.

Desarrollo Bebés

Cuánto tiempo usan pañales de recién nacido los bebés: ¡descúbrelo!

¿Por cuánto tiempo usan pañales de recién nacido los bebés? Resuelve tus dudas con esta guía.

Salud Bebés

Importancia de la higiene personal, ¿cómo fomentarla en los niños?

Fomentar la importancia de la higiene personal en tus hijos es clave. Sigue estos consejos.