Portal Winny
Portal Winny
Fertilidad

Reloj biológico y su efecto en embarazos después de los 35 años

Mujer mayor mirando su prueba de embarazo.
El reloj biológico alcanza un especial significado después de los 35 años.

En ocasiones, se suele pensar en el reloj biológico como una presión social para tener hijos antes de que la fertilidad decline. Sin embargo, más que una concepción social, se refiere a las etapas naturales por las que atraviesa el organismo de cualquier persona (Digitale, 2020). 

Conocer las implicaciones del reloj biológico en mujeres mayores de 35 años, te ayudará a comprender los cambios y precauciones necesarios para cuidar de un embarazo en esta etapa.

¿Qué es el reloj biológico?

Nuestro cuerpo cuenta con un sistema de regulación interna para los ciclos naturales diarios, el cual está formado por moléculas específicas que interactúan con las células de distintos órganos del cuerpo. El centro de mando de dicho reloj es el cerebro, quien coordina y sincroniza la función de todos ellos (National Institute of General Medical Sciences [NIH], 2023).

Este reloj se encarga del ritmo circadiano, regulando el sueño durante la noche y el estado de alerta en el día. Así mismo regula la producción de hormonas, la temperatura corporal y los hábitos alimenticios, entre otros aspectos. Por ejemplo, el reloj de un bebé le indica que necesita dormir la mayor parte del día. En cambio, un adulto duerme unas 7 horas o incluso menos (NIH, 2023).

¿Por qué es especialmente importante para la mujer?

Este se encarga de coordinar los días fértiles de la mujer y las diferentes etapas que atraviesa a lo largo de la vida, como la pubertad o la menopausia. Sin embargo, existe una creencia errónea de que el reloj biológico de la mujer se detiene con la etapa fértil. Por lo que es importante aclarar que este continúa funcionando hasta el final de la vida (Yopo, 2020; Reproductive Medicine Associates [RMA], S.f.).

Lo cierto es que la fertilidad de la mujer se ve afectada por la cantidad y calidad de sus óvulos, así como la capacidad de su organismo para tolerar o mantener un embarazo. Todo esto se ve disminuido con la edad (RMA, S.f.); por lo tanto, en la mayoría de los casos, después de los 32 años, se requiere un periodo de varios meses intentándolo, antes de lograr concebir (Stanborough, 2020).

De igual manera, después de los 37 años, podría ser necesario utilizar métodos para determinar los días fértiles, como el test de ovulación, el seguimiento de la temperatura basal o métodos de reproducción asistida, con el fin de aumentar la posibilidad de quedar embarazada (Stanborough, 2020).

¿Cómo influye el reloj biológico en un embarazo después de los 35 años?

En realidad, interviene en todos los embarazos. Actualmente, los científicos estudian las moléculas que lo regulan para predecir el inicio del trabajo de parto. Además, se sabe que el reloj biológico de la madre se sincroniza con el del bebé (Bates & Herzog, 2020; Digitale, 2020).

Sin embargo, el reloj biológico dicta cambios relacionados con la edad, lo que puede llevar a la disminución de la producción de ciertas hormonas. Esto, a su vez, puede aumentar la probabilidad de presentar problemas durante el embarazo. Entre ellos (Columbia University Irving Medical Center, 2022; Mayo Clinic, 2022):

  • Embarazos múltiples.
  • Diabetes gestacional.
  • Presión arterial alta.
  • Parto prematuro.
  • Bebés con bajo peso al nacer.
  • Necesidad de dar a luz por cesárea.
  • Anomalías cromosómicas, como el síndrome de Down.
  • Abortos espontáneos

Cuidados durante un embarazo después de los 35 años

reloj-biologico-2

Si has logrado quedar embarazada después de los 35 años, has superado un gran desafío. Sin embargo, es importante seguir algunos consejos para cuidar de tu bebé de la mejor manera posible. A continuación, te presentamos las medidas primordiales a seguir sin importar la edad gestacional en que te encuentres (Mayo Clinic, 2022):

  • Solicita atención prenatal de manera regular y asiste a todas tus citas médicas. Estas consultas son fundamentales para controlar la salud de tu bebé.
  • Sigue una dieta balanceada. Acude a un nutricionista, en esta etapa se requieren nutrientes específicos como ácido fólico, calcio, hierro y vitamina D. Es posible que necesites suplementos prenatales incluso si tienes una alimentación saludable.
  • Aumenta de peso de manera gradual y acorde al crecimiento del bebé. Olvida la idea de "comer por dos" y consulta a tu médico sobre cuánto peso es adecuado ganar.
  • Realiza actividad física. El ejercicio puede reducir molestias, aumentar tu energía y disminuir el riesgo de complicaciones. Asegúrate de seguir un programa supervisado por un especialista.
  • Evita el alcohol, tabaco y cualquier tipo de droga.
  • No tomes medicamentos o suplementos sin la autorización de tu obstetra.

Ahora que conoces las implicaciones del reloj biológico en tu embarazo, estás lista para tomar decisiones que contribuyan al bienestar de tu bebé. Recuerda que es esencial buscar el asesoramiento de un especialista capacitado. Disfruta de cada etapa y prepárate para la llegada de tu bebé soñado.

¡Comparte este artículo!

Aplican términos y condiciones



Artículos relacionados

Nutrición Embarazadas

Alimentos ricos en calcio: por qué son importantes en el embarazo

Descubre por qué el calcio es importante para el embarazo y algunos alimentos que lo contienen.

Salud Embarazadas

Dónde tocar tu vientre para saber si estás embarazada: te lo contamos

Descubre aquí si es posible palpar y cuáles son los síntomas tempranos del embarazo.

Salud Embarazadas

Embarazo de alto riesgo: descubre cómo cuidarte ante esta condición

El embarazo de alto riesgo es una alerta para tomar medidas que eviten las complicaciones.