Portal Winny
Portal Winny
Salud

Infección urinaria en el embarazo, ¿conoces sus complicaciones?

Mujer embarazada en el baño
La infección urinaria en el embarazo puede traer graves complicaciones para ti y tu bebé.

La infección urinaria en el embarazo es bastante común debido a los cambios que se generan en el cuerpo de la mujer, los cuales favorecen el crecimiento de microorganismos dañinos. Hasta un 7 % de las embarazadas puede tener una infección bacteriana sin presentar síntomas; por esto, resulta importante sospechar en todo momento. (Horsager-Boehrer, 2021).

¿Qué es la infección urinaria en el embarazo y por qué deberías detectarla a tiempo?

Se produce cuando bacterias dañinas ingresan al aparato urinario de la mujer embarazada; estas llegan a afectar la uretra, vejiga, uréteres o riñones. Por lo general, se manifiesta con síntomas como fiebre, náuseas, vómitos y dolor en la parte superior de la espalda. Sin embargo, en ocasiones puede no presentar señal alguna (Horsager-Boehrer, 2021).

Durante el embarazo hay cambios en el cuerpo de la madre que facilitan la invasión de bacterias. Algunos de estos incluyen (Horsager-Boehrer, 2021):

  • Dificultad para vaciar completamente la vejiga debido al crecimiento del vientre; lo que permite que las bacterias se desarrollen en la orina remanente.
  • Reflujo vesicoureteral, en el cual la orina regresa de la vejiga a los riñones debido a los cambios hormonales propios del embarazo; así, es posible que las bacterias toquen áreas que normalmente son estériles.
  • Aumento de azúcar, proteínas y hormonas en la orina; lo cual favorece el crecimiento de microorganismos.
  • Actividad sexual, ya que las bacterias de la vagina pueden trasladarse fácilmente a la entrada de la uretra y de ahí hasta la vejiga, causando una infección urinaria en el embarazo.

Es de suma importancia realizar la búsqueda activa de este tipo de infecciones aún cuando no se presenten síntomas. Por esto, tu médico podría indicar exámenes de orina en cada valoración que te realice (‌Horsager-Boehrer, 2021).

¿Por qué es importante diagnosticarla tempranamente en el embarazo?

infeccion-urinaria-en-el-embarazo-2

La detección temprana de una infección urinaria en el embarazo es crucial debido al riesgo de complicaciones tanto para ti como para tu bebé. Algunas de las principales complicaciones incluyen (WebMD, 2022):

  • Septicemia.
  • Nacimiento prematuro.
  • Bajo peso de tu bebé al nacer.
  • Anemia.
  • Presión arterial alta.
  • Preeclampsia.
  • Disminución de las plaquetas en sangre (trombocitopenia).
  • Bacterias en la sangre o bacteriemia.
  • Dificultad respiratoria.

De esta manera, es fundamental prestar atención a cualquier malestar y no subestimarlo. En ocasiones, el dolor bajito en el embarazo puede estar relacionado con una infección urinaria, pero también podría ser uno de los síntomas del embarazo ectópico, que es una emergencia médica. Por lo tanto, se recomienda buscar atención inmediata.

Prevenir y tratar la infección urinaria en el embarazo

El primer paso para el tratamiento es consultar a un profesional de la salud. Durante el embarazo, es importante evitar automedicarse, ya que podría ser perjudicial para el bebé. Una vez que se diagnostica la infección, el médico puede recomendar (WebMD, 2022):

  • Tomar antibióticos de 3 a 7 días.
  • Administrar vitamina C (500 mg) y zinc (30-50 mg) diariamente para ayudar a combatir la infección urinaria en el embarazo.

Además, existen medidas que puedes tomar desde ahora para prevenir una infección urinaria o mejorar si ya la tienes. Algunas recomendaciones incluyen (WebMD, 2022; American Pregnancy Association, s.f.):

  • Beber 8 vasos de agua al día o la cantidad recomendada por tu médico.
  • Limpiarte de adelante hacia atrás cuando vayas al baño.
  • Orinar antes y después de tener relaciones sexuales.
  • Si es necesario, utilizar lubricantes a base de agua durante las relaciones sexuales.
  • Evitar duchas vaginales, desodorantes y jabones femeninos con fragancias fuertes.
  • Lavarse el área genital con agua tibia antes de tener relaciones sexuales.
  • Usar ropa interior de algodón que no sea demasiado ajustada y cambiarla diariamente.
  • Evitar los baños de tina.
  • Orinar tan pronto sientas la necesidad.
  • Eliminar alimentos procesados como: jugos, cafeína, alcohol y azúcar.

Puntos para tener en cuenta

El tratamiento de cualquier afección durante el embarazo debe ser realizado por un profesional de la salud altamente capacitado. Si crees que puedes tener una infección urinaria en el embarazo o si ya te la han diagnosticado y no experimentas mejoría, acude de inmediato al servicio de urgencias.

Además, recuerda que aquí puedes encontrar información de interés para todas las etapas que rodean a la maternidad, sobre todo de aquellos temas que puedan generarte dudas durante esta maravillosa fase de tu vida como la circuncisión y la prolactina alta, ¡queremos que disfrutes de cada momento sin preocupaciones!

¡Comparte este artículo!

Aplican términos y condiciones



Artículos relacionados

Nutrición Embarazadas

Alimentos ricos en calcio: por qué son importantes en el embarazo

Descubre por qué el calcio es importante para el embarazo y algunos alimentos que lo contienen.

Salud Embarazadas

Dónde tocar tu vientre para saber si estás embarazada: te lo contamos

Descubre aquí si es posible palpar y cuáles son los síntomas tempranos del embarazo.

Salud Embarazadas

Embarazo de alto riesgo: descubre cómo cuidarte ante esta condición

El embarazo de alto riesgo es una alerta para tomar medidas que eviten las complicaciones.