Portal Winny
Portal Winny
Lactancia

Leche materna: correcta extracción y almacenamiento.

Extractor de leche materna
Hablemos sobre la leche materna, lo que debes y lo que no debes hacer para conseguir extraerla.

La OMS recomienda la lactancia materna exclusiva durante los primeros 6 meses de vida; sin embargo, sabemos que, en ocasiones, resulta difícil amamantar a tu bebé. Por eso, siempre es bueno tener alguna porción almacenada para casos especiales. Te explicamos cómo extraer y almacenar correctamente la leche materna.

¿Por qué almacenar la leche materna?

La lactancia materna tiene muchos beneficios para ti y tu bebé. Ya que le proporciona los nutrientes que necesita en sus primeros meses de vida y a sosegar su llanto (Holland, 2019). Además, les ayuda a crear un vínculo.

Algunas de las situaciones que pueden limitar el tiempo de contacto entre ambos son los horarios laborales, el cansancio, la aparición de mastitis, dolor en los pezones, etc. Recuerda que, en caso de dolor en los pezones, puedes utilizar pezoneras.

Extraer y almacenar la leche te permitirá mantener la alimentación de tu bebé, aunque tú no estés. También ayuda a estimular la eyección y la producción activa de leche (Holland, 2019).

Consejos para extraer la leche materna

Con un poco de práctica, extraer la leche será sencillo para ti. Estos son algunos consejos básicos (Crider, 2020; CDC, 2021; Argentina, s.f.):

  • Siempre lava tus manos y pechos con agua y jabón.
  • Si no tienes agua y jabón, usa gel desinfectante con 60% de alcohol.
  • Adopta una posición cómoda para ti, sentada o recostada.
  • Trata de relajarte con tu música favorita, fotos de tu bebé o colocando un paño tibio sobre tus senos.
  • Con tus dedos masajea el pecho desde la base hacia el pezón por un par de minutos para estimular la eyección de leche.
  • Si vas a extraerla de forma manual inclínate un poco hacia adelante. Luego coloca tu mano hábil en forma de C sobre la mama, de forma que el pulgar quede en la parte de arriba de la areola y el índice abajo. Exprime con delicadeza desde la areola, no la punta del pezón. Repite el proceso hasta vaciar tus mamas.
  • Si tienes un extractor manual, fija la pezonera al pecho con una mano y presiona el mecanismo de extracción con la otra. Verifica que la areola y el pezón se dispongan en el centro. Con los extractores eléctricos basta posicionarlo en el pezón y encender el equipo.
  • Procura extraer la leche en las horas habituales de toma del bebé, tus mamas estarán más cargadas y será más simple.

Puedes empezar a extraer la leche cuando lo necesites. Algunos asesores de lactancia sugieren empezar con la técnica del masaje de forma temprana para estimular la eyección de calostro los primeros días tras el parto.

La forma correcta de almacenarla

leche-materna-peq.png

Una vez extraída la leche, es momento de almacenarla. A continuación, te presentamos lo más importante sobre el proceso (CDC, 2022; Mayo Clinic, 2022).

1. Almacenamiento de la leche materna

Existen bolsas especiales para almacenar la leche materna, aunque también puedes usar contenedores de alimentos de vidrio o de plástico con cierre hermético. Evita contenedores de plástico que contengan BPA y nunca uses bolsas de plástico desechables.

Para facilitar el uso de la leche almacenada, te sugerimos colocar un adhesivo en el empaque con la fecha de extracción. Además, procura almacenarla en porciones pequeñas, de una toma, es decir entre 2 y 4 onzas por recipiente.

2. Refrigeración de la leche materna

Puedes conservar la leche materna en tres lugares:

  • En el ambiente, siempre y cuando la temperatura sea igual o menor a 25°C.
  • Dentro del refrigerador, a 4°C aproximadamente. Procura no dejarla en la puerta del refrigerador para evitar que sufra cambios bruscos de temperatura.
  • En el congelador, con temperaturas de 18°C o menos. Si sabes que no usarás esa porción durante los próximos 4 días, lo mejor es congelarla justo después de la extracción, para conservar su calidad.

3. ¿Durante cuánto tiempo puedes almacenarla?

La duración recomendada varía según el momento de la extracción de la leche:

  • Recién extraída: puede conservarse en ambientes (a 25°C) durante 4 horas, en el refrigerador hasta por 4 días y en el congelador hasta 6 – 12 meses.
  • Porción previamente descongelada: se puede mantener en ambientes hasta 1-2 horas y en el refrigerador máximo por 24 horas.
  • Leche restante después de la toma del bebé: solo puede almacenarse por 2 horas.

Un consejo importante: nunca vuelvas a refrigerar la leche que ya ha sido descongelada.

4. ¿Cómo descongelarla?

¿Vas a usar la leche materna que has almacenado? Entonces, es hora de descongelarla. Para ello, deja el recipiente en el refrigerador durante la noche o bajo un chorro de agua tibia. No uses el microondas, puede destruir algunos nutrientes. Luego de descongelarla, ofrece la toma en menos de 2 horas. Puedes dársela a tu bebé en un vasito, si ya está en la etapa de alimentación complementaria.

La leche materna es el alimento ideal para los bebés, pero no siempre puedes tener a tu hijo contra tu pecho. Aplicar estas técnicas de extracción y almacenamiento te permitirá estar preparada ante cualquier eventualidad y seguir ofreciendo a tu bebé la leche en cualquier lugar y circunstancia

¡Comparte este artículo!

Aplican términos y condiciones



Artículos relacionados

Salud Mamás

Qué es la tristeza y la depresión postparto

Conoce aquí qué es la tristeza y la depresión post parto y cómo manejarla

Salud Mamás

¿Cómo es el flujo vaginal en el embarazo?

Es importante estar atenta y mantener una higiene adecuada en esta zona vaginal

Salud Mamás

Todo lo que debes saber sobre la cesárea

La cesárea es un procedimiento quirúrgico para dar a luz