Portal Winny
Portal Winny
Salud

Hipertensión gestacional ¿por qué aparece y cómo tratarla?

Toma de presión a mujer embarazada.
La hipertensión gestacional es una condición exclusiva del embarazo.

La maternidad está llena de nuevas experiencias, aunque, seguramente, lidiar con una enfermedad es lo último que te imaginabas. Pero déjanos contarte que la hipertensión gestacional es bastante común, aparece en 1 de cada 10 embarazos; sin embargo, sus complicaciones son menos frecuentes y pueden prevenirse o detectarse a tiempo con el cuidado adecuado.

Aquí te contamos las medidas que puedes tomar para cuidar de tu bienestar y el de tu bebé. Y así evites que esta enfermedad sea un obstáculo para disfrutar de esta nueva etapa.

¿Qué es la hipertensión gestacional?

Abreviada como, HTG es una condición en la cual se presentan cifras elevadas de presión sanguínea en una mujer embarazada. Se diagnostica siempre y cuando aparezca después de las 20 semanas de gestación y a la madre no se le haya detectado previamente hipertensión arterial crónica (Centers for Disease Control and Prevention [CDC], 2023).

Los principales síntomas de la hipertensión gestacional son (Cleveland Clinic, 2022):

  • Inflamación en manos, pies y cara.
  • Dolores de cabeza.
  • Aumento rápido de peso.
  • Problemas de visión.
  • Náuseas y vómitos.
  • Disminución en la cantidad de orina.
  • Dolor en el estómago.

¿Cuándo aparece la hipertensión gestacional?

No se conoce de manera exacta las razones por las que ocurre, pero ciertos eventos en el desarrollo de la placenta, durante el segundo trimestre, podrían ser el detonante. De manera que, la hipertensión gestacional no se diagnostica en las primeras semanas del embarazo (Cleveland Clinic, 2022).

Por otro lado, algunas mujeres tienen mayor riesgo de presentar este problema. Entre los factores de riesgo podemos mencionar (Cleveland Clinic, 2022; CDC, 2023):

  • Ser menor de 20 años o mayor de 40.
  • Haber presentado hipertensión o preeclampsia en un embarazo anterior.
  • Tener diabetes mellitus o estar presentando diabetes gestacional.
  • Padecer una enfermedad del sistema inmunológico como lupus.
  • Presentar enfermedad renal crónica.
  • Tener un embarazo múltiple.
  • Tener ascendencia afroamericana.
  • Tener hermanas o madre con historia de hipertensión gestacional.

¿Cómo se trata esta enfermedad?

hipertension-gestacional-2

La única cura definitiva para este padecimiento es el nacimiento de tu hijo, ya sea por parto natural o cesárea. Al retirar la placenta, se espera que la presión arterial pueda regresar a la normalidad. Sin embargo, no siempre sucede así, por lo que en el posparto, hay tres posibles escenarios (Luger & Kight, 2022):

  1. La presión arterial disminuye inmediatamente.
  2. Dura semanas o meses en regresar a la normalidad.
  3. Jamás vuelve la presión arterial a su estado normal, por lo que se diagnostica como hipertensión crónica y se inicia un tratamiento permanente.

Para controlar la HTG, tu médico primero determinará la severidad de la enfermedad. Luego podrá establecer algunas medidas como (Luger & Kight, 2022):

  • Tratamiento farmacológico.
  • Visitas prenatales más frecuentes.
  • Monitorización en casa.
  • Hospitalización en caso de necesitar medicación más fuerte para controlarla.

La meta es mantener en cifras normales la presión arterial para llevar el embarazo a feliz término, de manera que tu bebé reciba la sangre que necesita, se nutra adecuadamente y se eviten complicaciones para ambos.

¿Cómo se diagnostica?

La principal prueba para su diagnóstico es la medición de la presión arterial, ya sea manual o con esfigmomanómetro electrónico. Además, se realizan exámenes para detectar complicaciones asociadas a la hipertensión gestacional, los más comunes son (Cleveland Clinic, 2022):

  • Examen de orina en búsqueda de proteínas.
  • Análisis sanguíneo para valorar la función del hígado, los riñones y la coagulación.
  • Valoración física en busca de inflamación.
  • Ultrasonido obstétrico.
  • Prueba sin estrés y Perfil biofísico de tu hijo.
  • Doppler de las arterias uterinas.
  • Conteo de movimientos fetales.

¿Cuántos tipos de presión arterial elevada existen en el embarazo?

Existen muchas formas de hipertensión que pueden acompañar al embarazo. Estas se clasifican por el momento de inicio (Cleveland Clinic, 2022):

  • Hipertensión crónica: cuando la madre ya presenta esta condición desde antes de embarazarse o cuando se detecta antes de las 20 semanas.
  • Preeclampsia: es un nivel mayor de afectación. Se detecta usualmente después de las 27 semanas de embarazo. Su diagnóstico se hace cuando tienes hipertensión y se detecta proteína en tu orina.

Consejos para tratar la hipertensión gestacional

Para mejorar tu presión, prevenir la evolución a preeclampsia y ayudar a tu bebé, puedes seguir estos consejos (American Pregnancy Association, S.f.):

  • Acata las recomendaciones de tu médico. Seguramente indicará tratamiento antihipertensivo y otros fármacos y vitaminas que apoyen a tu cuerpo en la prevención de complicaciones.
  • Acude a todos tus controles, aquí se pueden detectar complicaciones u otras enfermedades que estén ocultas entre los síntomas de la HTG, como la prolactina alta.
  • Descansa sobre el lado izquierdo. De esta manera, la sangre circula más eficientemente.
  • Acude a todos tus controles prenatales. Aun cuando te sientas bien, hay signos que solo pueden ser reconocidos con la valoración de un profesional.
  • Reduce tu consumo de sal.
  • Toma suficiente agua, al menos 8 vasos al día.
  • No consumas bebidas con alcohol.
  • Evita la cafeína.
  • Realiza los ejercicios para embarazadas que recomiende tu obstetra.

En conclusión, no cabe duda de la importancia de tu participación activa en el cuidado de tu salud. Por esta razón, si consideras que estás presentando síntomas de hipertensión gestacional, no dudes en consultar de inmediato a tu médico. Recuerda que lo importante es detectarlo de manera temprana para controlar su evolución y evitar complicaciones. Nada debe empañar la llegada de tu bebé, por eso sigue estos consejos y prepárate desde hoy.

¡Comparte este artículo!

Aplican términos y condiciones



Artículos relacionados

Salud Embarazadas

Desequilibrio hormonal: cuáles son las causas más frecuentes

Descubre cuáles son las causas más comunes de un desequilibrio hormonal en el embarazo.

Salud Embarazadas

Causas del labio leporino: riesgo y cómo se diagnostica

¿Estás embarazada y te preocupan las causas del labio leporino? Te contamos cómo se diagnostica.