Portal Winny
Portal Winny
Semana 23 de embarazo

¿Qué hacer con la hinchazón en tus pies y tobillos?

Esposo acariciando a su esposa embarazada
Así va tu embarazo en la semana 23

501,0 gr

28,9 cm

Cambios en tu cuerpo

Imagínate un aguacate grande, ese podría ser tu bebé. En la semana 23 de embarazo, tu bebé aún es pequeño en relación con un recién nacido, pero aun así gana mucho peso a diario; casi con seguridad estará pesando un poco más que una libra.

En esta semana el cuerpo de tu bebé le llevará todavía un tiempo rellenarse de grasa adecuadamente y lo más seguro es que en esta instancia tenga aún muchas zonas un poco ‘arrugadas’ que carecen de la grasa subcutánea. Además, su piel está adquiriendo una tonalidad particular muy rojiza; independiente de cuál sea su raza o cualquiera vaya a ser el color final de su piel, todos los bebés son un poco rojos durante esta etapa del desarrollo.

Su cara cada vez es más fina, sus cejas mejor definidas, su nariz más prominente y su contorno un poco más redondo enmarcado por el cuero cabelludo que ha sombreado las futuras zonas de cabello en el cráneo. Sus oídos están en medio de un intrincado sistema de osificación que le permitirá comenzar a escuchar sonidos muy poco definidos, casi de manera tosca.

Es probable que la hinchazón te esté dando algunos problemas. A medida que avanzas en el desarrollo, es probable que sufras edemas o hinchazones localizadas en los tobillos, en los pies o incluso en las rodillas.

Un buen masaje en esta etapa del embarazo sería ideal. No te esfuerces demasiado, aprovecha tu pancita y no hagas filas largas en bancos ni en supermercados, evita viajes largos para no estar mucho tiempo en una misma posición y recuerda que es cuestión de presión, así que utiliza ropa suelta y cómoda con calzado adecuado.

Con una buena respiración y posiciones corporales adecuadas, tienes la receta adecuada para minimizar las situaciones menos agradables de tu afortunado embarazo.

¡Recuerda!

El calzado adecuado, las posiciones corporales y la comodidad en tu descanso dictaminan cómo puedes afrontar los síntomas asociados a la presión del útero. Así que no escatimes esfuerzos en aprender diariamente de ti misma, aprende cuáles factores agravan o mejoran los síntomas, y así podrás tratar los temas que te preocupen con tu doctor.

La hinchazón o edema en tus extremidades es culpa de la acumulación de líquidos, pero tiene factores que agravan o disminuyen los síntomas. Aprende un poco de ellos para disminuir este molesto problema.

Puede que tus pechos ya estén muy grandes a comparación del inicio de tu embarazo, pues en su interior una gran cantidad de actividad está teniendo lugar para que tu hijo tenga su alimento cuando lo necesite, por eso en ocasiones empiezan a gotear tus pezones, antes de que incluso nazca tu bebé. No te alarmes… a continuación te explicamos un poco de este particular fenómeno.

¡Comparte este artículo!

Aplican términos y condiciones



Artículos relacionados

Salud Embarazadas

Cistitis en el embarazo: ¿qué es y cuándo sospecharla?

La cistitis en el embarazo es bastante común por los cambios que ocurren en tu cuerpo.

Salud Embarazadas

Frecuencia cardíaca fetal: valores normales

Descubre qué es la frecuencia cardíaca fetal y cómo los médicos miden este parámetro tan importante.

Salud Embarazadas

¿Qué es la placenta previa y cómo cuidarte ante esta condición?

Entender qué es la placenta previa es fundamental para procurar el mejor cuidado para tu salud.